La crítica

La esencia de un baile transversal

  • Carrete es hoy por hoy un referente en Málaga, un referente con nombre propio que es capaz de revolucionar lo que se le ponga por delante

Comentarios 1

Afortunadamente, todavía podemos disfrutar de ese flamenco 'callejero', ese que se ha forjado en la vivencia del día a día y del contacto humano, ese que ha ido transmitiéndose de generación en generación y que por desgracia cada vez se estila menos pues ese baile espontáneo y de improvisación ha pasado a estar dominado por la técnica.

Pero he aquí José Losada, o don José, porque subirse al escenario con su edad y con esa vitalidad bien vale darle ese tratamiento. Y es que Carrete de Málaga es hoy por hoy un referente en su tierra natal, un referente con nombre propio que es capaz de revolucionar lo que se le ponga por delante.

Consciente de sus limitaciones físicas, el malagueño distribuyó bien sus apariciones, dejando especial protagonismo al cante de Juan José Amador y Manuel de la Curra, a la guitarra de Luis Santiago, que fue de menos a más, e incluso al baile de Luisa Chicano.

Sus intervenciones no fueron extensas (el baile por cantiñas y tarantos, más un final 'multidisciplinar' ), pero en ellas se entregó al máximo, exprimiendo todo lo que tenía dentro de sí.

Para empezar, el control lo tomó el atrás haciendo seguiriyas. De seguida, y en medio de los aires de Cádiz, Carrete, con sombrero de ala ancha, bastón en mano y de traje negro, se adentró paulatinamente en la escena. Paso a paso, y sin querer llamar la atención, su personalidad fue acaparando poder encima del escenario.

El veterano bailaor tiene tablas para dar y regalar, posee un garbo y una altanería exacerbadas, y se contonea sobre el proscenio con autoridad. Sus movimientos son verdaderas estampidas de pasión, sin control pero con un toquecito propio fácilmente reconocible.

Además, sabe interactuar con el público como nadie, pues su ego es capaz de camelarse al más pintado. En medio de preciosas estampas, José tuvo fuerzas para marcarse detallazos de una especie de claqué flamenco y para salir de rodillas de la escena. Como era de esperar, la ovación fue tremenda.

Su merecido descanso sirvió para que la bailaora Luisa Chicano se arrancase por bulería por soleá. De ágil braceo y con hechuras se trabajó su aparición en consonancia con el buen hacer de Juan José Amador y Manuel de la Curra, bien en su faceta cantaora.

Instantes después, y de blanco inmaculado, Carrete irrumpió en la sala sin perder nada de la elegancia mostrada con anterioridad. Pañuelo a la solapa, sorprendió nuevamente, esta vez al bailar sentado en una silla de enea. Qué arte pues es tan difícil dar sentido al baile sin levantarse...

Con el público entregado y con esas "ganas de estar en Jerez" que confesó, tuvo tiempo de sacar su faceta cómica, cantándose y bailándose con ángel sin agotar sus interminables facultades. La Compañía se rindió a su improvisación y a su arte. Ojalá no se pierda nunca la gracia. Olé tú, Carrete.

Baile

Carrete en vivo     

Baile: José Losada ‘Carrete de Málaga’ y Luisa Chicano. Cante: Juan José Amador y Manuel de la Curra. Guitarra: Luis Santiago.  Lugar: Sala Compañía. Ciclo: Con Nombre Propio. Día: 4 de marzo. Aforo: Tres cuartos de entrada.  

Etiquetas

más noticias de FESTIVAL DE JEREZ Ir a la sección Festival de Jerez »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios