FIN DE FIESTA. María José Franco. Bailaora.

“Lo que más ‘jindama’ me da son las críticas de mi madre”

—¿Qué tiene el Festival de Jerez que no tienen los demás?

—Sobre todo una responsabilidad muy grande cuando se estrena un espectáculo. El público de Jerez es muy exigente, igual que lo es la crítica en esta ciudad. Además, el ambiente que se vive aquí no se vive en otro lado, todo está muy concentrado y se llegan a juntar numerosos artistas de primer nivel. Eso no se ve en otros Festivales. 

—¿Cuál es el sitio más raro en el que ha actuado? 

—No sé, creo que en un museo  en Alemania. Nos pusieron unas cortinas y un escenario muy extraño y la verdad es que resultó un poco raro porque no pegaba nada (risas).

—¿Con quién se daría una pataíta con Zapatero o con Rajoy?

—Aunque los políticos no me gustan demasiado creo que preferiría a Zapatero.

—Si fuera política, ¿qué sería lo primero que quitaría?

—Primero quitaría el flamenco de las manos de los mismos políticos. Creo que las instituciones que lo rigen deben contar con gente que sepa de qué va esto. Luego también le daría más oportunidades a los jóvenes 

—¿Qué palo le da más ‘palo’?

—Todo el que se baile con la bata de cola porque una no sabe cómo va a resultar. 

—Con la crisis, ¿el flamenco da para forrarse o para llenar la nevera?

—Sí, por lo general, sólo me da para llenar la nevera pero imagínate ahora con la crisis que hay. Te da lo suficiente como para seguir tirando, en definitiva, te da lo justito para vivir.

—¿Hay algo que le dé ‘jindama’ en el flamenco actual?

—Las críticas de los espectáculos, tanto por parte de la prensa como por parte de mi madre, que no veas cómo es. La primera que viene a darme su opinión cuando bajo del escenario es ella. Además, es muy exigente con todo lo que hago y no me deja pasar ni una.

—¿A quién o a qué se llevaría a una isla desierta?

— Me llevaría a mi marido, por supuesto, y también a mi gata Blanca, que me da muchas preocupaciones cuando no estoy en casa. La verdad que cuando tengo que salir por ahí siempre estoy pensando en ella.

—¿Qué artista le pone o le ponía más?

—A mí desde pequeña me ha gustado mucho Manuela Carrasco y Juana Amaya. De siempre las he admirado un montón, al igual que a Carmen Amaya y a la Yerbabuena, de la que soy una fiel seguidora.

—¿Quién da más el cante en el flamenco actual?

—Los políticos, ellos suelen dar más el cante que los propios artistas.

—¿A quién o a qué le haría un desplante?

—Se lo haría a algunos ‘enteraíllos’ del flamenco.

—¿De qué va usted por la vida?

—Todo el mundo me dice que voy de tonta. A veces por ser tan buena y fiarme de todo el mundo me llevo muchos palos. En la vida funcionan otras cosas que la honestidad, algo que a mí me gusta llevar por bandera.

—De no haber sido artista, ¿qué otra profesión hubiese elegido?

—Creo que la de gimnasta porque la gimnasia rítmica me ha gustado mucho desde que era una niña. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios