El “lienzo en blanco” de Juan Diego

  • El guitarrista jerezano firma la banda sonora de ‘Inspiración’, una obra en la que el baile de Adela Campallo y Ángel Muñoz se adapta al hilo conductor que aporta la música · María José Franco estrena ‘Bailando para mí’

El lienzo de Juan Diego, guitarrista jerezano que en este 2009 cumple cuarenta años, la mitad de ellos de carrera artística, está “en blanco”. Su partitura no deja de ser una tabula rasa sin corsés para sugerir el baile de Ángel Muñoz y Adela Campallo, sus aliados en una aventura musical que cristalizará “en unos meses” en su segundo trabajo discográfico. Sus notas sirven de guión prefijado, al contrario de lo que suele ser habitual, para que sea el baile el que se adapte a ellas. Es la premisa fundamental que encierra Inspiración, la propuesta que esta noche se presenta en el Teatro Villamarta y que contará, además de con los artistas ya mencionados, con el inagotable Tomasito como ecléctico artista invitado. La función, segundo estreno absoluto de los programados a lo largo de la muestra jerezana y producida por Flamenco World Music, promete.

“He intentado hacer un guión para que los climas, el viaje, las atmósferas, vayan fluyendo”, se afanaba ayer en explicar el músico durante la habitual rueda de prensa previa que acoge la sede del Consejo Regulador. “Más que atarlos [por los bailaores], lo que he querido es darles alas para que puedan volar con mi música”, apostillaba, antes de ser interrumpido por la sevillana Adela Campallo, quien con énfasis aseveró:“Hay partes con libertad e improvisación, para que el baile se exprese en su forma”. En el caso del cordobés Ángel Muñoz aludió a la gran diferencia que existe entre que sea el bailaor el que protagoniza el proceso selectivo de las músicas de sus coreografías y el concepto de Inspiración, donde “lo que hacemos es implicarnos en la música ya dada y tratar de integrarnos en ella al máximo”. “La música es lo primero, es lo que hay que respetar y lo que venga es lo que la inspiración nos dé”, remachaba un bailaor que ha sido primera figura en el elenco de compañías como las de José Antonio y María Pagés.

La composición, que ha contado con el apoyo del músico venezolano Antonio Soteldo ‘Musiquita’, pretende ser un continuum con espacio “para que todos los artistas, pese a que se le ha dado la vuelta a la tortilla, no se sientan atados a un guión;que la música sea hilo conductor, pero ellos aporten la plasticidad”, expresó Juan Diego. Esa plasticidad de Campallo y Muñoz saldrá a relucir en palos como la seguiriya y la bulería, que ejecutarán juntos, mientras que cada uno tendrá su parcela solista para bailar una soleá por bulería, en el caso de la sevillana, y una rumba y unas alegrías, en el caso del artista cordobés. A todo esto, el elenco artístico lo cierran las voces de Eva Durán y El Londro; la trompeta de Enrique Rodríguez;la percusión del  ‘Chispa’;y la guitarra acústica de Jorge Gómez.

Para completar la oferta de la jornada, la bailaora gaditana María José Franco pondrá de largo en el Festival su nuevo espectáculo, Bailando para mí. Tras estrenar hace dos años De grana y oro, la joven coreógrafa regresa a la Sala Compañía con un planteamiento más sobrio, menos efectista, que el anterior  pero igualmente ambicioso en lo que a emotividad, sentimientos y contenido se refiere. “En cada baile hay una evolución personal y este espectáculo se ha hecho para disfrutar en cada momento”, afirmó la artista, antes de recordar que JuanManuel Moneo y Pedro Pimentel firman la música de una producción que cuenta con Juan Ogalla, paisano de María JoséFranco, como artista invitado. La compañía de la gaditana se completa con las voces de Luis Moneo, José Anillo y Manuel López-Creo, amén del violín de Sophie Quarenghi.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios