La 'pataíta'

El flamenco de Jerez está de buena nueva. Tanto cuesta que nuestros artistas, especialmente los más jóvenes, irrumpan en el mercado discográfico, que cuando se da tal circunstancia suena casi a milagro. A alumbramiento de una criatura muy preciada y especial, que siempre llega en el mejor momento. Es el caso de Ezequiel Benítez, avanzadilla junto a cantaores como Jesús Méndez, de una nueva hornada de grandes artistas jerezanos que tendrá mucho que decir y cantar en el futuro. Además de un excelso compositor, el de Santiago se ha pateado un puñado de salas flamencas de la capital de España y acumula cientos de recitales, por lo que no es de extrañar que ya fuese hora de que tuviera en las tiendas su primer disco en solitario. Será la primera de las grandes noticias flamencas de este otoño y hoy mismo veremos cómo suena Sobrellevé en directo, su bautismo de fuego. Pero no será la única. Está a punto de ver la luz El espejo en el que me miro, título camaronero para el álbum debú de David Lagos, otro de esos artistas de la cantera jerezana, más maduro si cabe que los citados anteriormente, que va abriéndose camino de forma imparable en el orbe flamenco. Un imprescindible en el atrás de muchas compañías, entre ellas la de Mercedes Ruiz, Lagos es probablemente uno de los cantaores más largos de la actualidad y su nuevo disco contará con la importante presencia de su hermano Alfredo en las labores guitarrísticas. Todo un lujo que David lleva macerando, junto a un nutrido grupo de cortes, durante unos meses y que a buen seguro sorprenderá. Está por ver qué ocurre con lo nuevo de Terremoto, Carrasco, Sordera, Macanita, Mercé... Habrá noticias.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios