Estados Unidos se sube a la Fórmula 1 pese a la crisis

  • La norteamericana Danica Patrick, del equipo USF1, podría convertirse en la primera piloto de la historia

El nombre suena como el avión de Barack Obama, el Air Force One, y la gran atracción podría ser la primera mujer piloto de la Fórmula 1, Danica Patrick: el equipo USF1, la propuesta de Estados Unidos para entrar en la máxima categoría del automovilismo, se presentará mañana oficialmente con un "show especial".

Y todo ello pese a la crisis económica que sacude al país y a la Fórmula 1 y pese a que ya no se celebra ningún Gran Premio en Norteamérica.

"Probar que la tecnología estadounidense, los pilotos estadounidenses y el espíritu competitivo estadounidense pueden competir y ganar en el escenario global de la Fórmula 1 ha sido muestra misión durante varios años", señala el equipo en su aún austera página web.

"Vista la enorme respuesta recibida, creo que muchos están de acuerdo con nosotros", se agrega. El equipo tiene previsto dar el salto a la competición en 2010.

Un mínimo de 100 trabajadores y un presupuesto de unos 60 millones de dólares son los datos de USF1, cuyos principales responsables son Ken Anderson y Peter Windsor. Ninguno es un desconocido: Windsor, británico pero criado en Australia, ya trabajó para Ferrari y Williams; y el americano Anderson estuvo en Ligier, Onyx y también Williams.

La cuenta regresiva para la presentación de mañana en el canal "Speed TV" está acompañada de las especulaciones sobre quiénes serán los pilotos. Y el primer nombre que sale a la luz es el de Danica Patrick, que podría ser la primera mujer en pilotar un Fórmula 1. Patrick ya hizo historia el año pasado al vencer en una prueba de la serie Indy.

Anderson ya habló bien de la bella Patrick, todo un icono publicitario en Estados Unidos. Es una candidata, pese a que ella se mostró cauta y la pasada semana negó incluso que haya habido contactos y aseguró sentirse bien en la Indy.

La piloto de 26 años lleva ya tiempo vinculada a la posibilidad de subirse a un Fórmula 1, algo que considera "un halago". Scott Speed, que ya tiene experiencia en la Fórmula 1, con el equipo Toro Rosso, y que ahora compite en la NASCAR, y el hijo del ex piloto Derek Daly, Conor Daly, son otros potenciales pilotos para el futuro equipo, que será plenamente estadounidense.

El proyecto no es fácil y menos en tiempos de crisis económica, sobre todo en la industria del motor. Y eso lo sabe Windsor: "Por supuesto que no es fácil conseguir dinero en tiempos de recesión".

El equipo Honda aún busca un comprador para el equipo de Fórmula 1, cuando quedan sólo poco más de dos semanas para el inicio de la temporada 2009.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios