Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

Chaves se erige en artífice y defensor de Andalucía ante un PP "obsoleto"PSOE

  • El PSOE ha querido dar la vuelta a la tortilla y, ante las críticas por los 18 años en el poder, ha vendido "la experiencia, la credibilidad y las ganas" de su candidato

Desde el equipo de organización de la campaña del PSOE lamentan que del primer esbozo del programa de actos poco ha quedado. Los dos debates televisados en los que ha participado Manuel Chaves lo han marcado todo, de tal modo que hasta esta última semana el presidente de la Junta no se ha puesto el uniforme de candidato y se ha entregado a la carretera. Casi 1.500 kilómetros en cinco días. Pero el atentado de ETA lo ha vuelto a trastocar todo y ha dejado la agenda del candidato socialista por terminar, con Felipe González en el apartado de pendientes.

La precampaña del PSOE andaluz fue intensa y en ella ya se vertieron la mayoría de las propuestas electorales. Por ello, ahora se han centrado en lanzar su mensaje político. El discurso de Chaves ha tenido un eje principal: aunque lleva 18 años en el poder, representa un modelo de gestión moderno, creíble y con experiencia. Han sido hábiles para dar la vuelta a la tortilla e intentar neutralizar una de las estrategias del PP: vender el hartazgo de los andaluces después de tantos años en los despachos. "Estoy aquí porque me votan", ha sido la defensa de Chaves, quien se ha situado como el artífice del cambio en Andalucía, a la que, dice, han sacado de la pobreza y la marginación. También se ha identificado como el defensor de los intereses de esta tierra. "Arenas no cree en esta región, por eso volverá a perder".

En frente, han presentado una derecha que simboliza lo obsoleto y lo reaccionario y que aún mira a Andalucía por encima del hombro. Son sus palabras. Esta imagen del señorito ha sido repetida una y otra vez en campaña. "No es lo mismo", ha dicho Chaves para trazar la línea que, mantiene, le separa de Arenas. "Es él quien necesita un sucesor", apuntó después de que con sus propias palabras abriera el debate sobre su retirada al apostar por una mujer para relevarle.

El candidato ha llamado una y otra vez a la participación y ha lamentado que el PP, según sostiene, incite a que la gente se abstenga, todo ello con la lectura de que a más votos en las urnas, más beneficio para los socialistas. Chaves ha usado mucho la fórmula de "sea quien sea a quién decidáis apoyar, bien estará", un mensaje dirigido a diluir la idea cocinada por el PP de que en Andalucía no hay libertad. El socialista se ha enrocado en la negación de esta afirmación, al igual que lo ha hecho para defender su honestidad cuando Arenas ha aludido a su patrimonio.

En el PSOE-A se da por hecha la victoria en Andalucía y, aunque lo dicen con la boca chica, confían en la mayoría absoluta. El reto es ayudar a mantener a Zapatero en La Moncloa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios