Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

El Congreso tendrá una diputada menos pese a la Ley de Igualdad

  • El número de mujeres escogidas para sentarse en el hemiciclo de la Cámara Baja, 126 de 350, queda muy lejos de lo que se esperaba con la aprobación de la norma

Comentarios 1

El Congreso tendrá una diputada menos en la próxima legislatura tras las elecciones generales celebradas el domingo, cuyo resultado hará que 126 mujeres se sienten en el hemiciclo del Palacio de la Carrera de San Jerónimo, poco más de un tercio de los escaños que componen esta Cámara.

Una vez escrutado los votos emitidos por los españoles, el 36% de los 350 diputados de la Cámara Baja serán mujeres, dos décimas menos que en los comicios generales del 14 de marzo del 2004.

De esta manera, el número de diputadas escogidas se aleja de la paridad que propicia la Ley de Igualdad y que establece una composición equilibrada de las listas electorales.

La obligatoriedad afecta a las listas electorales, de manera que en cada tramo de cinco puestos los candidatos de uno y otro sexo no podrán estar representados en menos del 40%.

Precisamente estos tramos de cinco puestos son los que han impedido que grupos como el PNV, ERC o IU no vayan a contar con ninguna mujer entre sus filas, ya que las candidatas figuraban en lugares que no han resultado elegidos por los electores.

El PSOE tiene tres mujeres menos que hace cuatro años, cuando consiguió 76 actas de diputadas, mientras que el PP ha aumentado en 2 las 43 féminas que se sentaron en la Cámara Baja hace cuatro años.

Sin embargo, CiU, que en el 2004 sólo obtuvo una diputada, ahora será representada por cuatro parlamentarias.

Treinta años después de la celebración de las primeras elecciones de la democracia en España, cuando las mujeres conquistaron 21 escaños en el Congreso, su presencia se ha multiplicado por seis, pero, aún así, las cifras quedan muy lejos de lo que se esperaba con la aprobación de la Ley de Igualdad.

Pese a la Ley de Igualdad, las mujeres sólo han encabezado una de cada cuatro listas de los dos principales partidos por las 52 circunscripciones: 12 en el caso del PSOE y otras 13 en el del PP.

Entre las mujeres del PSOE que encabezan las candidaturas al Congreso están las ministras socialistas Elena Salgado, Magdalena Álvarez, Elena Espinosa, María Teresa Fernández de la Vega y Carme Chacón y las ex ministras Carmen Calvo y María Antonia Trujillo.

Mientras tanto, en el caso del PP figuran las ex ministras Celia Villalobos, Ana Pastor, Soledad Becerril y la ex presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudi.

Becerril, hasta ahora senadora, volverá a la Cámara Baja, en la que se estrenó en la legislatura constituyente (1977-1979), lo que la convierte en la mujer que más años ha permanecido en el Parlamento español.

También han sido elegidas las cabezas de listas de Nafarroa Bai Uxue Barkos, que repite escaño, y la de Unión y Progreso y Democracia Rosa Díez, que se estrena como diputada en la Carrera de San Jerónimo.

Por su parte, diversos colectivos feministas consideran ayer que los resultados de las elecciones no son paritarios y reprocharon a los partidos políticos que no hayan presentado listas cremallera, "que hubieran garantizado la igualdad real entre hombres y mujeres en el Parlamento".

La presidenta de la Federación de Mujeres de Progresistas, Yolanda Besteiro, explicó que las listas formadas por 'hombre-mujer-hombre-mujer' o por 'mujer-hombre-mujer-hombre', hubieran llevado al Congreso de los Diputados y al Senado la representatividad de ambos sexo que hay en la sociedad. Así, indicó que esta situación no se ha dado por "falta de voluntad" de los partidos, que son quienes conforman las listas.

Por ello, los colectivos consideran que esta legislatura es el momento de "dar un paso más" para que los representantes políticos de los ciudadanos sean hombres y mujeres "en igual medida". Así, no descartan instar al Gobierno a que modifique la ley para que "corregir estos efectos adversos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios