Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

El PSOE gana por 900.000 votos y 15 escaños al PP

  • CiU, con diez diputados, se convierte en la fuerza política decisiva en la próxima legislatura · Izquierda Unida y Esquerra Republicana pierden más de 300.000 votos cada una y se quedan sin grupo parlamentario

El PSOE ganó ayer las elecciones legislativas en España por mayoría relativa, al lograr 169 de los 350 escaños del Congreso de los Diputados, cinco más que en 2004, con 10.852.994 votos (43,68 por ciento), 73.169 sufragios menos pero 1,09 puntos más. El PP logró 154 escaños, seis más, con 9.958.226 votos (40,08 por ciento), 195.082 votos más y 2,37 puntos más. Con estos resultados, la distancia entre el PSOE y el PP queda prácticamente igual: pasa de 16 a 15, y de 1,2 millones a casi 900.000 votos. De la misma manera, la abstención fue del 24,70 por ciento, apenas 0,36 puntos por encima de la registrada en 2004.

El triunfo socialista se fundamentó en la movilización de gran parte de su electorado, con avances importantes en Cataluña y el País Vasco, así como en Canarias y Aragón merced al voto útil que recibió de otras fuerzas de izquierdas y nacionalistas: IU perdió 3 de los 5 escaños y más de 360.000 votos, y ERC, 5 de 8 y más de 363.000 votos, que son los dos grandes derrotados de la jornada electoral. El coordinador general de la coalición izquierdista, Gaspar Llamazares, reconoció el fracaso, y anunció que no presentará a la reelección. La Chunta Aragonesista (CHA) y Eusko Askatasuna (EA) se quedaron sin representación parlamentaria. Sí consiguió su escaño Nafarroa Bai, en Navarra, y el UPyD de Rosa Díez logra representación en Madrid.

Los socialistas retrocedieron en Andalucía, y en los principales feudos del PP: Madrid (no notó la ausencia de Gallardón), Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha (no hubo efecto Bono)), donde, por lo general, se registró una mayor participación. En estas comunidades, el PP arañó más escaños y se distanció aún más del PSOE. En Asturias, La Rioja, Navarra y las Islas Baleares, las dos principales fuerzas nacionales empataron en diputados, y en Ceuta, Melilla, Cantabria, los populares mantuvieron la distancia. En Galicia y Castilla y León, el PP retrocedió un escaño, el mismo que perdió por población.

A pesar de la derrota, Rajoy se mostró satisfecho por los resultados, y todo hace indicar que continuará al frente de los populares. No obstante, en los próximos meses, habrá que ver si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, realiza algún movimiento en clave sucesoria.

En una campaña muy polarizada, los nacionalistas moderados, CiU, PNV y Coalición Canaria (CC) aguantaron: los catalanes mantuvieron los resultados, 10 escaños; los vascos perdieron uno de los siete que lograron en 2004 y dejaron de ser la fuerza más votada a favor de los socialistas, y los canarios pasaron de tres a dos. Por pura aritmética parlamentaria, CiU es el partido que podría completar los escaños que les faltan a los socialistas para alcanzar la mayoría absoluta. Inicialmente, la coalición catalana parece abierta a un pacto de gobierno o un acuerdo de legislatura. Duran i Lleida declaró anoche que esperan una oferta del PSOE.

En el Senado, el PP logró 101 escaños, uno menos que en 2004, y empató con los que 89 que logró el PSOE más los 12 de la coalición formada por el PSC-ERC-IC. CiU obtuvo cuatro y PNV, 2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios