Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

La jornada más intensa

  • La cabeza de lista socialista al Congreso de los Diputados por Málaga desarrolla una actividad frenética prácticamente las 24 horas y en la que no hay apenas respiro para sus colaboradores

Antes de que Magdalena Álvarez, cabeza de lista del Partido Socialista por Málaga al Congreso de los Diputados comparezca ante los medios de comunicación, en rueda de prensa, ya ha atendido a representantes de televisiones y periódicos para someterse al interrogatorio de sendas entrevistas. Son cerca de las once, cuando flanqueada por Marisa Bustinduy, secretaria general y candidata número 3 al Parlamento de Andalucía, y el coordinador general de la campaña, José María Martín Delgado, que acompañarán a la candidata durante toda la jornada, se sienta en una mesa rectangular rodeada de cámaras y micrófonos. Es la cita diaria en la que la actual ministra de Fomento ha decidido ir pormenorizando sus propuestas para Málaga, al tiempo que responder a las descalificaciones que a diario recibe de su principal oponente en este duelo electoral. Además, hoy realiza el anuncio de que Málaga acogerá en 2009 un congreso internacional que centrará su debate en la sofisticada tecnología de la señalización de los trenes de alta velocidad. Por cierto, Álvarez se muestra como una auténtica especialista en la materia.

A partir de aquí comienzan los desmentidos dirigidos a la señora Villalobos a la que acusa de intentar apropiarse de realizaciones de su gestión relacionadas con las autovías del Mediterráneo y el tramo de Antequera-Benamejí de la que enlazará Málaga con Córdoba, así como del soterramiento de San Pedro Alcántara. La polémica sobre el futuro de las casas de pescadores de El Palo también es tema del capítulo de reproches.

No han transcurrido 30 minutos cuando accede al salón del hotel donde desarrolla el acto informativo Rosa Torres, cabeza de lista al Parlamento de Andalucía, que acompañará a toda la comitiva por un paseo electoral por algunas calles del centro.

La presencia de Magdalena Álvarez, que no reparte ningún tipo de propaganda, sólo saludos a los que se acercan, despierta la expectación de los viandantes. Parada en la típica Casa Aranda para tomar café, momento que es aprovechado por un reducido grupo de manifestantes, afectados por las expropiaciones del aeropuerto, para desplegar una pancarta. Tras breves momentos de confusión, y tras la intervención directa de la ministra, que accede a atenderles tras el desayuno, se acaba el incidente, aunque no el tumulto de curiosos que observan a las tres candidatas sentadas en la terraza y que charlan, ante la presencia de un plato de churros, de las repercusiones físicas de la campaña. Magdalena Álvarez se muestra encantada de haber perdido ya un par de kilos, "me sirve la ropa del año la tana", explica riendo, mientras que Bustinduy se lamenta de que tanto esfuerzo no haga mella sobre su cuerpo.

Raya el mediodía cuando la comitiva aborda un pequeño microbús que nos conducirá durante un apretado periplo por la Axarquía. Se respira un buen ambiente en el vehículo, en el que además de los ya citados, viajan un pequeño grupo de asesores, que demuestran un excelente nivel profesional y un equipo encargado de recoger las imágenes de todos los actos previstos. La candidata aprovecha para ultimar sus intervenciones, evoca recuerdos de algunos de los lugares que se divisan desde las ventanillas y charla con sus compañeros de viaje.

Rápida visita al puerto de Caleta de Vélez, explicaciones sobre su ampliación y contacto con los representantes de la Cofradía de Pescadores. Llegada a Torre del Mar, encuentro con medios de comunicación local, paseo, ahora repartiendo rosas por unas cuantas calles céntricas, y todos a bordo del primer tranvía andaluz, proyecto impulsado por Álvarez en su etapa de consejera de la Junta. Llegada a Vélez-Málaga, donde se repite, a paso ligero y azotados por un intenso viento, el contacto directo con los vecinos.

Ahora el objetivo es el Parador de Turismo de Nerja donde, tras atender nuevamente a los medios y explicar algunos proyectos de futuro, sobre todo en materia de comunicaciones, saneamiento y playas, la candidata es acogida por una buena representación de militantes de su partido a los que se dirige para transmitirles su optimismo y la necesidad de movilización de cara al 9-M. Aquí utiliza su tesis de que España es como un ejército que camina al ritmo de su último soldado, que en este caso es Nerja, que no debe perder el ritmo del progreso y el desarrollo. Una señal de la candidata hace que los integrantes de la comitiva, con el aperitivo en la boca, salgan como centellas destino a la playa de Ferrara. Allí, el PSOE local ha organizado un suculento almuerzo, todo a base de pescado, que ofrece el único momento de relajo de la jornada, contando además con un animador de lujo como el profesor Martín Delgado. No ha llegado el postre, cuando Magdalena Álvarez, infatigable, invita a los presentes a caminar los 500 metros que nos separan de las obras que ya se realizan para la rehabilitación de la playa, destrozada por el levante de las últimas semanas. La candidata no para de dar explicaciones y no oculta que le gusta, se ve que disfruta, el ejercicio de la política con mayúsculas. Su famosa capacidad de trabajo, la vuelve a poner en evidencia, cuando anuncia, a sus fatigados compañeros de viaje su intención de asistir al derbi de baloncesto entre el Unicaja y el Barcelona. Ha sido, sin duda, la jornada más intensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios