Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

La polarización se mantiene inquebrantable

  • El PP pierde un diputado pero domina el mapa gallego con 11 y el PSOE repite los 10 de 2004

Apenas se ha movido alguna hoja en el paisaje gallego después de esta cita con las urnas. La estancia de tres años en la oposición no le ha pasado factura al PP, que sigue siendo la fuerza más votada y que sólo ha perdido un diputado, en la provincia de Orense.

Galicia es una comunidad que está perdiendo paulatinamente peso en la política estatal, puesto que en estas elecciones perdió un escaño en La Coruña (en detrimento del PSOE, pese al gancho de la candidatura del ministro de Cultura, César Antonio Molina) por el descenso de la población, que se suma a otros tres escaños desde 1977.

Lo cierto es que tanto PP, como PSOE y BNG han perdido votos respecto a las generales de 2004, aunque más acusadamente los populares. No obstante, el presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, destacó ayer que su partido "volvió a ganar las elecciones" en Galicia "pese a llevar tres años en la oposición" y, por ello, afirmó que continuará "por el camino del centro" y "con la renovación" del partido.

La campaña electoral gravitó en la comunidad gallega sobre la inmigración y los trasvases de agua, y quedaron en segundo plano las críticas por el retraso en la llegada del AVE a la comunidad, que Zapatero situó a cuatro años vista, o la reactivación del Plan Galicia. No obstante, la participación aumentó casi cinco puntos respecto a 2004.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios