Amber Valletta, guapa como nunca

  • La mítica top de los años 90 está centrada actualmente en su carrera como actriz.

Su melena rubia natural,  sus ojazos verdes y sus interminables piernas la catapultaron a la fama cuando tan sólo era una adolescente. Ahora, dos décadas después, Amber Valletta hace balance de su trayectoria en el mundo de la moda, su gran pasión. La top americana ha concedido una extensa entrevista a la revista Elle, para su edición de noviembre, en la que confiesa su felicidad por seguir protagonizando a sus 38 años campañas de primera línea y porque su rostro siga siendo uno de los más demandados por las firmas de belleza y casas de moda. "En mi época de modelo hacía hasta seis shows al día y me pasaba la vida metida en un avión. Nadie se preocupaba por ti, por si habías comido o descansado", comenta Valletta a la publicación.

En la actualidad, esta imponente mujer de medidas casi perfectas está completamente centrada en su carrera como actriz, un trabajo que compatibiliza con sus colaboraciones con revistas y algún que otro desfile. "Desfilar me sigue gustando, por la energía que hay sobre la pasarela y porque al final es como si actuases en un gran teatro", asegura.

Sin embargo, su verdadero pasión es su familia. Felizmente casada con Christian McCaw, con el que tiene un hijo, Auden, la maniquí cuenta que lleva una vida bastante sana. Hace dieta para mantenerse y procura hacer deporte. Como buena enamorada de la naturaleza, le encanta salir a correr por el campo y practica yoga a menudo. A lo largo de su carrera, Amber Valletta ha protagonizado campañas para firmas tan prestigiosas como Calvin Klein, Elizabeth Arden, Versace, DKNY o Zara, entre otras marcas, y es un rostro habitual de publicaciones como Elle o Vogue. Está claro que su madre, que la introdujo en el modelaje apuntándola a una agencia cuando sólo tenía quince años, no se equivocó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios