Boda 'real' en Estados Unidos

  • La hija de Bill y Hillary Clinton se casó el sábado con su novio de toda la vida, Marc Mezvinsky · La boda, un enlace muy familiar con más de 400 invitados, se celebró en la Mansión Astor Courts en Rhinebeck

La niña de los Clinton ya es señora de Mezvinsky. Chelsea Clinton le dio el sí quiero a su novio desde la universidad, Marc Mezvinsky, en una ceremonia de cuento de hadas, repleta de sorpresas y, cómo no, lujos y más lujos.

La única hija del ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, dijo adiós a su soltería ante la mirada de varios cientos de invitados en una de las bodas más pijas y exclusivas de los últimos meses, con perdón de la boda real de los Príncipes de Suecia.

El enlace del siglo -según la prensa estadounidense-, que tuvo lugar en la localidad neoyorquina de Rhinebeck, se caracterizó por su familiaridad y estricta privacidad. Sin demasiadas caras conocidas, los novios vivieron el día más feliz de sus vidas ante los que ellos quisieron, sólo amigos y personas muy cercanas a la pareja.

Chelsea lució un diseño de Vera Wang con escote palabra de honor y cuerpo drapeado en tul embellecido con un bordado de pedrería antigua en blanco marfil, y un recogido clásico con velo, mientras que su madre, Hillary, optó por el dominicano Oscar de la Renta con un vestido de seda en tono cereza degradé con bordados del mismo color.

Tanto el novio como el famoso padre de la novia, mucho más delgado de lo habitual, llevaron un esmoquin de Christopher Bailey.

Una "bella ceremonia", según las palabras de los padres de la mimada novia, donde no faltaron las lágrimas, sobre todo en el momento del baile de Clinton con su hija, tras el clásico banquete.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios