Detalles que simbolizan amor

  • San Valentín es el momento ideal para que las parejas se hagan regalos Éstas son algunas claves para acertar con los presentes

Enamorados del mundo, vuestro día ha llegado. Algunos llevaréis varias décadas juntos, otros tal vez hayáis recibido la flecha de Cupido hace unos instantes, pero da igual. No importa el tiempo que haga desde que uno está enamorado ni siquiera si tiene pareja, lo único que cobra sentido es sentir el revoloteo de mariposas en la tripa (aunque muchos digan que ese sentimiento resulta efímero) y querer demostrarle amor a aquel que provoca ese pellizco en el estómago. Eso todos los días del año, pero en especial el día de San Valentín.

El día de los enamorados suele ser el momento en el que las parejas deciden realizar su exaltación del amor. Para celebrar lo mucho que se quieren hacen uso de su ingenio (y también de la visa) y sorprenden a su pareja con un bonito presente. A una semana de que llegue el 14 de febrero todavía hay tiempo de dar con el mejor presente para sorprender al ser amado.

Regalo típico donde los haya, el ramo de flores nunca falla. Pero, para no volver a caer en el tópico de todos los años, en esta ocasión se pueden escoger flores que tenga un significado especial y así dejar boquiabierta a la que las reciba. Otros regalos recurrente suelen ser las escapadas para dos, pero ya que la ocasión lo merece se puede tirar la casa por la ventana y sorprender con una noche en un hotel de ensueño pensado para enamorados o un fin de semana en una casa rural perdida en medio de la sierra donde lo único que se pueda hacer sea darse besos y quererse mucho.

Algo propio de los enamorados es querer hacer actividades juntos que vayan más de ver en el sofá la última temporada de Juego de Tronos, por eso, una tendencia cada vez más en alza es regalar actividades originales para dos, como un curso de submarinismo o clases de baile. Lo que se elija no sólo debe ser original, también debe ajustarse a las preferencias del novio/novia, no vaya a ser que por querer convertirlos en Fred Astaire o Ginger Roger se termine con un pie escayolado.

Pero, si lo que se quiere es acertar, recurrir a las últimas tendencias pensadas para esta fecha tan especial es una apuesta segura. Muchas son las firmas de moda que han sacado colecciones especiales con motivo de San Valentín. Por eso no es de extrañar ver por los escaparates bolsos con forma de corazón, muchas prendas rojas y zapatillas deportivas (la prenda estrella de un tiempo a esta parte).

Para los auténticos románticos la mejor opción es darle duro a la cabeza y usar las habilidades manuales para hacer un regalo al estilo DIY. Un álbum hecho a mano con los recuerdos de ambos, una tarjeta dibujada en forma de corazón con una foto de los dos en el centro o escribir la historia de vuestro romance en una especie de cuento que guardar para siempre.

Elegido el regalo, que a fin de cuentas es lo menos importante, ya sólo queda esperar a ver la cara del enamorado, a ser posible en ese restaurante que es tan especial para vosotros. Después de eso, el triunfo el día de San Valentín está asegurado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios