Edgar y el arte de lo cotidiano

  • Este artista armenio crea fantásticos diseños con los materiales más sorprendentes

Entrar en su página web es acceder a un mundo de fantasía. Si los hermanos Grimm fueron capaces de crear una casa a base de chocolates y caramelos, este artista armenio no les va a la zaga, ya que ha sido capaz de crear un universo de moda utilizando para sus diseños los elementos más insospechados, desde comida hasta flores, cerillas quemadas, papeles de caramelos o materiales de oficina.

Edgar Artis es un dibujante autodidacta que a sus 21 años está revolucionando las redes sociales con sus originales propuestas de moda, ya que tiene la habilidad de crear espectaculares vestidos tomando como base cualquier elemento cotidiano. No obstante, su meta es mucho más ambiciosa, ya que ha reconocido que su sueño es convertirse en diseñador para hacer que un día estos originales diseños cobren vida.

Fue la página de Facebook 'Drawing Pencil' la que le sirvió de trampolín para dar a conocer al mundo sus vestidos creados, sobre todo, a base de frutas y verduras. Aquella ventana hizo que fueran muchos los que quisieran asomarse a la obra de este joven artista, tanto es así que a día de hoy su cuenta de Instagram tiene más de 560.000 seguidores y su canal de YouTube registra casi 5.000 suscriptores. Esta popularidad le ha llegado casi de la noche a la mañana, ya que fue en enero del pasado año cuando colgó en su Instagram los primeros diseños de este tipo. Edgar no suele conceder entrevistas, es más, son contadas las ocasiones en las que publica su foto en redes sociales, aunque en más de una ocasión ha asegurado que está sorprendido con la rápida difusión que ha tenido su obra. "Ha sido algo muy inesperado. Lo he flipado", ha reconocido.

A pesar de que los diseños más conocidos de Edgar Artis son los que crea con elementos de su día a día, en su trayectoria son también destacados los vestidos que realiza con los paisajes más característicos de su Armenia natal. Para ello, sólo dibuja el rostro y las extremidades de sus modelos y recorta la silueta de los vestidos para luego rellenarla buscando un original encuadre a base de paisajes o elementos arquitectónicos de su ciudad.

Sea como sea, está claro que la obra de este artista gusta por lo sorprendente de sus creaciones. Quién sabe si algún día alguna de ellas podrá hacerse realidad sobre una pasarela. De ser así, la moda encontraría en el arte de Edgar todo un filón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios