Lindsay Lohan tiene un pie en la cárcel

  • La actriz y cantante, antaño estrella de la factoría Disney, ha salido en libertad tras pagar 30.000 euros, pero el juez le ha advertido que si vuelve a producirse algún 'incidente', la enviará a prisión sin fianza.

Lindsay Lohan se ha declarado "no culpable" en el juicio al que asistió el miércoles como acusada de hurto mayor, pues se le imputa el haber sustraído un collar valorado en 1.800 euros de una joyería. La ex estrella Disney ha sido puesta en libertad bajo fianza de 30.000 euros, aunque el juez le ha advertido de que en su situación no debe "tentar a la suerte" o puede dar con sus huesos en la cárcel.

La situación legal de la joven de 24 años se complicó un poco más la semana pasada, cuando fue acusada de haber robado un valioso collar en una joyería llamada Kamofie&Company. Pese a que la joven insistió en que se lo habían "dejado" y que luego una de sus asistentes se olvidó de devolverlo, la demanda finalmente ha llegado a juicio.

La vista previa se celebró, de hecho, este miércoles y en ella Lohan se ha declarado "no culpable" de "hurto mayor", obteniendo así la libertad bajo fianza de 30.000 euros, 15.000 por la ofensa y otros 15.000 por violar su libertad condicional.

El juez, haciendo repaso a sus últimos problemas con la Justicia, quiso advertir a la joven de lo que podría pasarle si siguen teniendo lugar estos 'incidentes' durante el tiempo que el caso esté abierto.

"Estás en una situación diferente al haber sido acusada de delito grave. Si violas la ley antes de que se alcance una resolución sobre el caso, te pondré en prisión preventiva sin fianza. No eres distinta a los demás, así que por favor no tientes a la suerte", afirmó el juez Keith Schwarts, según recogían ayer varias webs que se hacían eco del tema.

El magistrado avisó además a la joven de que no puede "ponerse en contacto" ni "acercarse" a los dueños de la joyería de ninguna forma, después de que estos declararan estar "alarmados" al haber recibido unas 'sospechosas' flores tras lo ocurrido.

A esta vista previa, que duró diez minutos, se le sumará un segundo encuentro con la Justicia fijado para el próximo miércoles 23, en el que se intentará alcanzar la resolución de este caso.

La actriz, en libertad condicional debido a que en 2007 fue detenida por conducir ebria y luego incumplió varias veces las órdenes judiciales, supuestamente sustrajo el collar el pasado 22 de enero. El propietario de la tienda informó del robo a la policía de Los Ángeles, cuya investigación descubrió un vídeo, grabado en el interior del establecimiento, en la que se ve a Lohan saliendo con el collar puesto. La pena a la que se enfrenta va desde los 16 meses a los tres años de prisión, en función de sus antecedentes penales y del valor que se estime a la propiedad robada. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios