Melanie Griffith airea los motivos de su divorcio

  • Casi tres años después de su ruptura con Banderas, la actriz asegura que llegó a sentirse "atrapada" en el matrimonio.

Melanie Griffith y Antonio Banderas derrochaban complicidad. Melanie Griffith y Antonio Banderas derrochaban complicidad.

Melanie Griffith y Antonio Banderas derrochaban complicidad. / G.J.

Comentarios 1

Han tenido que pasar casi tres años para que Melanie Griffith hable abiertamente de su ruptura con Antonio Banderas.

El suyo fue un matrimonio que durante dos décadas sorprendió a Hollywood por su estabilidad, por eso su ruptura sacudió a la prensa del corazón de la misma forma que ahora lo están haciendo David y Paula o que hace sólo unos meses lo hicieron Brad y Angelina. Ha sido en el número de abril de la revista Porter donde la actriz americana ha querido abrir su corazón y ha explicado los motivos que provocaron la ruptura con el que sin lugar a dudas ha sido el amor de su vida.

"Parte de la razón por la que mi matrimonio terminó es porque personalmente me quedé atrapada. No dejaré que eso vuelva a suceder, quiero disfrutar de la vida, quiero poder hacer lo que quiera", se sinceró la actriz.

Para Melanie, no obstante, su separación de Banderas no fue la primera, ya que con anterioridad había estado casada con Don Johnson y Steven Bauer, aunque es cierto que con ninguno de ellos llegó a estar 20 años casada, como lo hizo con el actor español.

Desde su separación, de la que hace casi tres años, Melanie asegura que no ha tenido más relaciones, a pesar de los intentos que ha hecho su amiga Chris Jenner por presentarle a posibles candidatos. Ahora que ya ha conseguido eliminar por completo el tatuaje de su brazo, en el que el nombre de Antonio destacaba en el centro de un gran corazón, la actriz, de 59 años, está viviendo una nueva soltería.

"Soy tímida con los hombres ahora, muy reticente. No he conocido a nadie en los casi dos años que llevamos divorciados", dice tajante.

En esa entrevista, la actriz no ha pasado por alto los capítulos más difíciles de su vida, como su adicción al alcohol. "Yo era una madre funcional, no como un borracho tirado por los suelos. No hice cosas que debería haber hecho, pero siempre estuve pendiente de mis hijos", aseguró.

Melanie habló también de sus excesos en cirugía estética. "No era consciente hasta que la gente me empezó a decir, pero Dios mío, ¿qué te has hecho? Tuve que ir a otro médico para deshacer muchas operaciones. Afortunadamente ahora parezco mucho más normal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios