Paula: Cómo se fabricó una 'it girl'

  • La actriz se ha convertido en un icono de moda y cuenta con más de un millón y medio de seguidores en sus redes sociales.

  • Su estilismo y su belleza convierten a la asturiana en un gran reclamo publicitario para las marcas.

"No estoy triste", decía Paula Echevarría hace unos días en la presentación de su nueva fragancia. Pero lloraba. Normal. No es fácil poner punto y final a un matrimonio y la chica tiene sentimientos. Pese a las lágrimas fruto de la presión a la que se vio sometida aseguraba estar muy contenta. ¡Cómo para no estarlo!. El fin de su matrimonio no supone ni mucho menos el fin de su carrera. Todo lo contrario. La asturiana ya no necesita de David. Es la it girl española del momento (qué bien le vino la marcha de Sara Carbonero a Portugal) e incluso puede aprovechar este bache en su vida sentimental para potenciar su imagen de mujer independiente, algo que aún estando casada ha conseguido gracias a su profesionalidad y saber estar.

Es indudable que su relación con David Bustamante le catapultó a la fama. ¿Quién le iba a decir a aquella chica que actuaba en el año 2004 en la serie El Comisario que se convertiría en la protagonista de grandes series como Velvet o Gran Reserva o que conseguiría un premio por su trabajo en televisión? Antes de tener un papel en la serie policiaca ya había trabajado en Al salir de clase, Policías o Compañeros y antes de estar con David mantuvo noviazgos con José Coronado y Alain Cornejo. Pero pasó desapercibida. Hasta que el cántabro comenzó a hacer aparición junto a su novia, siempre hablando maravillas de ella, ella le acompañaba en sus conciertos, cantaba sus canciones. Daban una imagen de una pareja perfecta, de guapos y con éxito en su trabajo. Una boda de ensueño y el nacimiento de su única hija afianzaron la imagen de matrimonio estable y envidiable. Ocupaban las portadas de las revistas del corazón y los papparazzi les perseguían durante sus viajes en familia. Paula destacaba cada vez más en sus apariciones. Sus estilismos, su sonrisa y su energía llamaban la atención. La actriz supo aprovechar el momento y también el auge de las redes sociales, tan importantes en su carrera. Las marcas de moda y belleza empezaron a darse cuenta de su potencial. Fue así cómo su nombre comenzó a convertirse en su propia marca. En el año 2010 estrenó su blog en la revista Elle, un espacio que hoy día sigue actualizando y que cuenta con miles de visitas. En él muestra sus looks, los looks de su pequeña Daniella, cuenta sus trabajos como imagen de algunas firmas y da consejos de belleza. Esto unido a su más de millón y medio de seguidores en Instagram hacen que las marcas se peleen porque Paula comparta imágenes de sus productos. Saben que es un negocio seguro. La actriz siempre se ha descrito como una mujer normal, y muchos de sus looks están compuestos por prendas de tiendas muy conocidas, low cost, al alcance de muchos bolsillos y que se agotan a los pocos días de que ella las luzca. Cual Kate Middleton. Cada vez que aparece en una alfombra roja su vestido es de los más comentados y casi siempre destaca por su elegancia y acierta en su elección. Normal que todos los diseñadores quieran vestirla en las alfombras rojas. En estos últimos años ha sido imagen de una marca de productos para el cabello, de firmas de joyas, bikinis, ropa casual, de teléfonos móviles, ha colaborado en el diseño de gafas de sol de una conocida marca y tiene su propia fragancia. Si algo destacan quienes trabajan con ella es que es fiel y comprometida con las marcas para las que trabaja y con sus diseñadores de cabecera. Selecciona muy bien sus trabajos y los lleva a cabo a la perfección. ¡Qué más se puede pedir! A todo esto hay que añadir que su relación con los medios de comunicación siempre es correcta, educada y siempre desprende naturalidad, de ahí que no haya una mala imagen o demasiadas críticas hacia la asturiana. Por todo esto el hecho de su separación del cantante no afectará a su trabajo. Se ha hecho su propio hueco, sin necesidad de tener al lado a su marido, que pese a ser uno de los cantantes con más éxito en este país en los últimos años ha visto cómo su mujer le sobrepasaba en lo que a trabajo se refiere. Supieron separar bien y a tiempo las cuestiones laborales de la vida personal. El título de la it girl española del momento permanecerá. Las marcas seguirán contando con ella, los diseñadores querrán vestirla allá donde vaya y sus seguidores le apoyarán más que nunca. Así que Paula, no estés triste.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios