Vargas Llosa: "Ha sido el año más feliz de mi vida"

  • El nobel, de 79 años, ha concedido una entrevista a la revista '¡Hola!', la primera junto a su novia, Isabel Preysler, en la que ha confirmado que su divorcio "está casi resuelto"

Aunque al principio dijo costarle, ya está más que acostumbrado a ser un personaje del papel couché y empieza a disfrutar de ello. Es el precio por ser el compañero de vida de Isabel Preysler, que se paga caro. Mario Vargas Llosa, que el próximo mes de marzo celebrará su 80 cumpleaños, está encantado con su nueva vida rosa y así lo ha confesado en la revista ¡Hola!, la que reveló su amor hace casi doce meses y a la que ha concedido su primera entrevista en conjunto con su novia. Enamorados, sonrientes y con un buen retoque de Photoshop encima, los novios de España (título que han arrebatado oficialmente a Sara Carbonero e Íker Casillas) aseguran estar en su momento "más dulce". "Éste ha sido el año más feliz de mi vida", ha confesado con contundencia el Nobel de Literatura al semanario. Una felicidad que coincide con el primer aniversario de su amor con la reina de corazones -"habrá que celebrarlo pero no puedo decirte dónde porque Isabel me mata", ha dicho a la revista- y con su divorcio de Patricia Llosa; "casi resuelto, y de manera amistosa, felizmente".

El escritor y la que fuera esposa del cantante Julio Iglesias hablan abiertamente de su relación sentimental y de sus planes de futuro. Cuentan que, de momento, no van a cambiarse de casa, "estamos felices y la convivencia está siendo maravillosa", cuenta Isabel, que también reconoce estar viviendo su particular cuento de hadas. "El nuestro es el amor de una buena novela romántica", ha contado la viuda de Miguel Boyer. En cuanto al futuro de su relación, Vargas Llosa asegura que seguirán dando pasos. "Se darán cuando tengan que darse", dice, y añade: "En este momento estamos viviendo con tranquilidad, disfrutando mucho de esta etapa. Nos reímos mucho juntos, nos entendemos muy bien, nos queremos mucho". "Esto que nos sucedió a nosotros fue inesperado. No era algo que nos imaginábamos que fuera a ocurrir, pero ocurrió. Estamos en una etapa muy bonita, agrega el escritor peruano, que sin esconderse asegura que aunque ha sido un año bonito su familia lo ha pasado mal. "No ha sido fácil. La situación los tomó por sorpresa. No esperaban que surgiera algo como esto a estas alturas de mi vida", precisa. Pero no hay mal que cien años dure y ahora con las aguas en su cauce la pareja disfruta de un amor que, a la vista está, goza de muy buena forma.

Será el próximo fin de semana cuando los enamorados acudan juntos a la ceremonia de los premios Goya, en la que el escritor entregará el galardón al mejor guión. Una ocasión más, y ya van unas cuantas, en la que alardear de todo lo bueno que les está pasando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios