Un bosque encantado al estilo Disney

  • El espectáculo musical 'The Forest of Enchantment' está en Disnelyland París hasta el 8 de mayo

Pocahontas y John Smith, Baloo y el Rey Louie, Rapunzel y Flynn Rider, Tarzán, la Princesa Mérida y las criaturas de la naturaleza repasan algunas de las historias de Disney de una manera muy especial. The Forest of Enchantment es el nombre  del espectáculo que se acaba de estrenar en el Teatro Chaparral de Disneyland París y que estará en el parque hasta el 8 de mayo. Este show, único en el mundo y al más puro estilo de los musicales de Broadway, hace que tanto niños como mayores se sumerjan durante 20 minutos en un bosque encantado en el que ocurren cosas mágicas para rendir homenaje a las películas de Disney en las que el mundo de la naturaleza está presente. Se trata de un espectáculo ágil, divertido y muy visual. Un gran resultado conseguido gracias al trabajo del equipo que lleva meses preparando hasta el más mínimo detalle para que todo sea perfecto. 

Una de las partes más llamativas de The Forest of Enchantment es el escenario, que va cambiando con las distintas historias. 63 pintos con una altura de 4 metros, una torre de casi tres metros de altura y más de 200 farolillos hacen que la decoración sea espectacular. También son fundamentales en el espectáculo los trajes de los actores. Un equipo compuesto por 40 sastres ha trabajado en más de 50 trajes y 50 tocados inspirados en la naturaleza. 

Si hay algo importante en todo lo que rodea a Disney es la música. En The Forest of Enchantment  se escuchan canciones emblemáticas de algunas de las películas más conocidas. Casi 300 personas participaron en las audiciones de Londres y París para formar parte del elenco de cantantes y acróbatas de la obra. Los elegidos, además de por su buena voz, destacan por saber llegar al corazón de niños y mayores. Vasile Sirli, director musical del espectáculo  y de Disneyland París desde hace más de 25 años  cuenta que el secreto de la música de Disney es saber transmitir, despertar emociones. Algo que en The Forest of Enchantment consiguen a la perfección. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios