antonio romero. 'masterchef'

"Para cuaresma propongo pisto negro y bacalao frito"

  • El sevillano se abre camino en el mundo del 'catering' y ofrece un 'showcooking' en 'Xkysyto'

El sevillano Antonio Romero El sevillano Antonio Romero

El sevillano Antonio Romero / RTVE

Comentarios 1

Su carácter desenfadado y chistoso. Su forma de entender la cocina, que va más allá de lo estricto para convertirlo en una apasionante vocación es lo que ha ayudado a este concursante de la tercera edición de MasterChef a seguir en la brecha. Aptitudes que quedaron más que patentes en el showcooking que se celebró recientemente en el restaurante Xkysyto, en Sevilla.

-De técnico de laboratorio a la televisión ¿cómo surgió la idea de presentarse?

-Llevaba seis años trabajando como técnico de laboratorio y de repente me llega un email diciendo que he sido seleccionado para una ronda de Masterchef, que tengo que mandar un vídeo y hacer una serie de trámites. Estaba muy ilusionado porque pensaba que habían visto mi facebook y era casual. Cuando llegué a casa mi novia me confesó que había sido ella. Entonces cambió mi actitud y lo cierto es que no me gustó.

-¿Qué es lo que más valora un ex concursante del paso por el programa?

-Lo que más valoro es que me he puesto a prueba a mí mismo, sobre todo culinariamente. Además de ser capaz de soportar situaciones de tensión sin estar rodeado de mi familia porque allí solo convives con los concursantes. Haber llegado tan lejos (a la final) metido en aquella burbuja tiene su mérito.

-Después de Masterchef ¿mantiene su antigua profesión o está de lleno metido en la cocina?

-Sigo siendo técnico de calidad de componentes electrónicos y, aparte, me dedico a la cocina con eventos. Hago comidas a domicilio y no tengo por qué dejar de lado lo culinario porque es algo que me permite hacer lo que quiero y cuando quiero.

-¿Le ha cambiado mucho la vida?

-Cambia, pero estoy muy agradecido porque dura poco. Al principio la gente te quiere mucho, pero después cuando afrontas el darle de comer y la gente paga por tus platos, tienes que afrontar una responsabilidad muy grande, porque no solo quieren disfrutar con la comida, sino con la experiencia.

-¿Se ve dirigiendo un restaurante?

-No. Aún me queda mucho por aprender, pero sí que me veo dando servicios y haciendo la comida que me gusta, pero en mi zona de confort, que es Sevilla y Andalucía.

-¿Qué propone para probar esta cuaresma?

-Para la cuaresma yo pondría un pisto negro con la verdura asada, con un bacalao frito en tempura negra, con tinta de calamar, y añadiría unas hojas de espinacas frita, que también es muy típica de la época. Con eso le daría un toque verde. Lo llamaría cromatismo de cuaresma.

-¿Cree que el show televisivo dedicado a la cocina está siendo algo desmesurado con tanto talent...?

-Sí que es verdad que se está explotando demasiado todo este tema, pero yo me quedo con Masterchef porque somos personas aficionadas a la cocina a las que se nos da la oportunidad de cocinar. Yo hace dos años estaba desarrollando mi trabajo y ahora estoy dándole de comer a la gente, que es lo que me gusta.

-¿Recomendaría pasar por el programa?

-A todo el que le guste la cocina y que tenga un poco de idea le diría que se apunte y, si tiene suerte de pasar, que no se lo tome como un combate porque no lo es. Es para disfrutar la experiencia. Es un programa muy transparente y a mí me ha dado la oportunidad de ser yo mismo. Cuando me he visto en la tele, que siempre te ves raro, me he sentido identificado. Soy espontáneo, digo lo que pienso y me he visto muy bien retratado.

-¿Cree que buscan un perfil semejante al suyo, más gracioso o extravagante?

-No hay que olvidar que esto es televisión, pero ellos confían en ti. En el momento en el que tú has tenido una evolución, para ellos también has sido buen trabajador. Ese voto de confianza se lo tienes que devolver cumpliendo.

-¿Vio otras ediciones?

-Sinceramente, vi la final del primero y la mía. Bueno y hasta que echaron a Daniel del Toro de la suya [son amigos]. (Risas).

-¿Mantiene el contacto con el jurado o los compañeros de su edición?

-Con el equipo de cámara sí; estamos preparando algo. Será una sorpresa.

-Como andaluz ¿qué le parece el hecho de que Eva González imposte el acento?

-Si ella lo hace porque no sé si lo piden, lo hace muy bien, pero a mí jamás me dijeron nada sobre mi acento porque era tan espontáneo que nunca me coartaron en eso. Lo que sí es cierto es que a veces me ponían debajo subtítulos y muy orgulloso con mis subtítulos pa'lante. Si me dijeran de hablar más fino les diría que no, porque yo soy andaluz y cada uno de nosotros habla como habla; los hay más finos o no, pero siempre defendiendo lo de aquí, que esta es nuestra cultura, es nuestra raza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios