El forense confirma el homicidio de Jackson

La muerte de Michael Jackson fue "un homicidio" causado por "una intoxicación aguda de anestésico propofol" según ha anunciado el instituto forense de los Ángeles tras realizar la autopsia oficial.

Después de varias semanas de especulación las autoridades forenses han publicado los resultados de la autopsia realizada al cantante en la que se cuentan hasta un total de seis drogas encontradas en el cuerpo del rey del pop cuando perdió la vida, hace ya dos meses, en su mansión de Beverly Hills.

Medicamentos como propofol y lorazepam fueron señalados como causantes de la parada cardiorrespiratoria que sufrió el cantante a sus 50 años de edad, aunque también se detectaron en los análisis restos de midazolam, diazepam, lidocaina y efedrina. Los resultados completos de la autopsia, incluidas las conclusiones de las pruebas toxicológicas, se mantendrán en secreto para uso interno de la investigación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios