Un rosado apadrinado por Dalí

  • Dom Pérignon presenta su Vintage Rosé 2005 en Figueras con una cena de arte

Dos años atrás se había presentado en sociedad el Dom Pérignon 2006 Vintage, blanco, recibido con entusiasmo por los incondicionales del histórico champán. Un rosado excelente necesita aún de mayor maduración de ahí que ahora se presente, para disfrutarlo desde este fin de semana, de la añada 2005, un Dom Pérignon Rosé Vintage "que es un prodigio de armonía", adelante el enólogo Vicent Chaperon, quien abre la puerta en España a este vino que representa en sí mismo "el tiempo" y "lo sublime". Dom Pérignon trabaja con una inmensa selección de vinos de una misma añada, cuando el 90% de la producción de Champagne se elabora con la combinación de distintas vendimias. En el caso de la emblemática firma que toma el nombre del descubridor del champán selecciona lo mejor de los mejores años, lo que da un carácter único a cada edición. Dom Pérignon cuenta con 17 tierras de Grand Cru que brindan una calidad excepcional. El rosé 2005 es la traslación de lo mejor del pinot noir de la comarca. "Trabajamos con la dimensión de la levadura, con la dimensión de la fruta, y con la dimensión de la tierra: es un cúmulo de complejidades que se concentran en el equilibrio en la selección de este vino", argumenta Chaperon.

La cata de presentación se desarrollaba en el marco del Teatro Museo Dalí, en el corazón de Figueras, con vistas a los Pirineos. Entre obras del genio surrealista se daba a conocer en España este Dom Pérignon que entronca con el espíritu del artista, tan visionario y tan apasionado por la ciencia y la naturaleza. Con vistas al Mediterráneo y con aires llegados desde Francia el más regio champán de 2005 se maridaba en una cena en Sant Pere de Rodes dirigida por el chef Paco Pérez, onubense de nacimiento y cinco estrellas Michelin entre tres locales, con el Miramar, en Llançá (Gerona) en cabeza junto al Enoteca, del Hotel Arts barcelonés, y el Cinc, en Berlín. El menú lo formaban erizo helado; atún y trufa; guisantes de lágrima; cohombros (pepinos o carajos) de mar a la carbonara; angulas all i pebre; carne de wagyu; y frutos rojos con helado de leche ahumada. Un compendio de gastronomía renovada para dar la bienvenida a este esperado rosado que hubiera inspirado a Dalí

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios