El tiempo fortalece a Cayetana y Alfonso

  • La duquesa de Alba ha viajado hasta Madrid para ir a la celebración del cumpleaños de su amiga Lucía Bosé junto a su inseparable novio. Otra aparición pública de la pareja entre los incesantes rumores de boda.

Comentarios 11

Cómplice, amigo inseparable, fiel acompañante en los eventos más célebres y perfecto compañero de viaje. Alfonso Díez es la mitad de doña Cayetana. La pareja, ajena a todos los rumores que circulan a su alrededor, sigue con su agitada vida social. Así, han viajado hasta la capital para acudir al Círculo de Bellas Artes de Madrid, donde Lucía Bosé celebró su ochenta aniversario.

Rodeados de amigos y muy elegantes -la duquesa perfectamente conjuntada con prendas negras y granates, un original abrigo negro y un pequeño bolso de pedrería- los novios no quisieron perderse la emotiva celebración dando la espalda al revuelo mediático por los incesantes e insistentes comentarios de boda entre ambos. Cuchicheos que los persiguen desde que empezaron su relación hace casi tres años, pero que ahora se han reforzado.

La filtración a la prensa de una conversación privada de Cayetana con una íntima amiga, en la que presuntamente argumentaba que quería casarse con Alfonso para que sus hijos "no lo echen" de su velatorio echaron más leña al fuego. Tanto que muchos son los que aseguran que muy pronto pasarán por la vicaría y están en plenos preparativos del enlace.

De confirmarse, ni las dos bodas reales de este año llenarían tantas portadas y horas de televisión; al menos en España. Aunque todo apunta a que el país se quedará con las ganas porque, de que la boda finalmente se llevara a cabo, no lo anunciarían, ni mucho menos, a bombo y platillo.

Lo que sí está claro es que la relación de ambos va sobre ruedas. Un amor por el que nadie daba una peseta hace unos meses y ahora es la envidia de todos. Alfonso está cada vez más integrado en la alta sociedad -no tanto en la Casa de Alba, aunque el noviazgo va a todo gas. En los últimos meses, el funcionario ha acompañado a su novia a muchos acontecimientos importantes. Siendo una de sus más comentadas apariciones públicas la de la boda de José Márquez y González de Gregorio con Edine Zichy el pasado mes de mayo, en la que doña Cayetana presentó a su novio a parte de la aristocracia española. Un perfecto compañero a la sombra de su amada, que si ha destacado por algo ha sido por su cordialidad.

Por otra parte, el palentino no lo lleva tan bien con la prensa. Y es que su relación es mediática desde incluso antes de hacerse oficial. Mientras, procura guardar silencio en cada pregunta de los periodistas, y sólo lo ha roto en contadas ocasiones. Pocas palabras en las que siempre ha recalcado su amor por su compañera. La Duquesa, por su lado, tampoco es dada a hablar de Alfonso en público y sólo se refiere a él para elogiarlo o gritar a los cuatro vientos que su relación va "viento en popa".

Totalmente integrado en el círculo de amigos íntimos de la noble y tras haber pasado la noche de fin de año juntos, Alfonso Díez aprovecha cada minuto libre para estar con su pareja. A ella le tiene total dedicación y ternura. De hecho, la prensa afirma que está barajando la posibilidad de mudarse a vivir a Sevilla, cansado de coger el tren cada semana para verla. Mientras, se refugia en el trabajo y acompaña a doña Cayetana en eventos. Gracias a ello la duquesa no deja de sonreír, y es que Alfonso es su mejor medicina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios