Absuelven a un joven de tráfico de drogas

  • Sólo había vendido una papelina que no cumplía con el mínimo de toxicidad requerido por el Supremo

Un joven ha sido absuelto de un delito contra la salud pública al considerar la Sección Octava de la Audiencia Provincial que la droga que vendió no tenía el mínimo suficiente de toxicidad, argumento que sostenía la letrada que lo defendía en el caso, Rocío Terriza. Junto al joven se sentaba en el banquillo una mujer que era su vecina y que también ha sido absuelta al no considerarse probado lo que se le imputaba. Era representada por el letrado Pedro J. Pérez Rodríguez.

Los hechos fueron enjuiciados hace apenas unas semanas en la Sala jerezana, que ha dictado esta sentencia, que aún no es firme, puesto que puede ser recurrida. Cabe señalar que el joven que se sentó en el banquillo admitió en el juicio que había entregado a una persona una papelina que "eran pastillas machacadas". Eso fue lo que dijo, aunque en el análisis que se practicó a la sustancia intervenida dio positivo en cocaína. No obstante, no dio la cantidad que se considera nociva y tóxica por el Tribunal Supremo. La absolución viene dada por la doctrina de la insignificancia. Ése fue el principal argumento que sostenía la defensa y que ha sido estimado por el tribunal, pese a que considera probado que sí se produjo la venta de la papelina en cuestión, por la que el comprador llegó a abonar cuarenta euros.

Este intercambio fue observado por agentes del Grupo de Investigación de la Policía Local que no dudaron en detener al joven. Su teoría es que el chico distribuía la droga a terceros pero que era la otra encausada la que se la proporcionaba. La droga estaría en depósito en casa de esta mujer, que ha sido absuelta al no considerarse probados estos hechos. El fiscal pedía para cada uno de los inculpados tres años y cuatro meses de cárcel, más una multa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios