Fútbol At. Onubense 1 - Xerez CD 1

EDUCACIÓN AMBIENTAL

Actividades en el litoral

  • Es importante concienciarnos en el respeto al Medio Ambiente costero.

El I.E.S. "Almunia" está realizando una serie de actividades en el litoral basadas en el programa "Coastwatch Europe", trabajando la conciencia medioambiental y el cuidado de la costa, desarrollando una iniciativa conjunta de la Consejería de Medio Ambiente y la Consejería de Educación llamada 'Cuidemos la Costa'. Esta campaña se enmarca dentro del programa Aldea Activa.

La campaña Cuidemos la Costa, tiene como objetivo contribuir al conocimiento y conservación del valioso patrimonio natural con que cuenta Andalucía en sus más de 1.100 km de costa, mostrándolo a la comunidad educativa, promoviendo su conocimiento, estableciendo relaciones afectivas con los elementos que conforman la costa y contribuyendo a la puesta en marcha de acciones que puedan mejorar el estado de conservación del litoral Andaluz.

En la documentación obtenida sobre el tema, encontramos que la campaña se viene desarrollando en los centros educativos del litoral andaluz desde el curso 1992-1993, y en este periodo de tiempo ha ido modificándose para adaptarse a las nuevas necesidades de sus destinatarios y de los centros educativos.

El día 4 de diciembre, se realizó una salida del alumnado del instituto (dos cursos de Primero de E.S.O.) al litoral de El Puerto de Santa María, concretamente a la playa de Vistahermosa, recorriéndose 5 kilómetros.

El profesorado que estaba a cargo de alumnos y alumnas, repartieron en grupos de cuatro a una distancia de 500 metros cada grupo. Cada grupo llevaba una encuesta realizada por la organización de 'Coastwatch Europe', donde debían rellenar los datos que se le pedían como, por ejemplo, tipo de terreno e influencias procedentes de la zona (pastizal intensivo/Golf/Huerta/Dunas/Parque/Bosque/Marisma/Rocas/Arena/Zona Residencial/Industria/Vertedero/Zona Militar/Ferrocarril,...), efluentes (corrientes que llegan a la costa, como ríos, desagües de albufera, canales, acequias, filtraciones, tuberías,...) con especifiación de señales de vida animal en el agua, olores, basura, vertidos, aceites o petróleo, etc.

Se analizaron la zona supralitoral (comprendida entre el límite superior de la playa y el límite de la marea alta) y la zona mesolitoral (comprendida entre los límites de la marea alta y la marea baja), donde se comprobó si había rocas, cantos rodados, gravas, arenas, sedimento y fango o plantas como especies invasoras, algas rojas, verdes o acumulación de algas muertas, así como si había medusas, gusanos, moluscos, crustáceos, peces o aves marinas y si estaban vivos o muertos.

En cuanto a la basura y la contaminación, se preguntaba si había materiales de obra, mobiliario o basuras domésticas, montones de desperdicio o restos de naufragio y el tamaño de los mismos. También se contemplaba si existían restos de plásticos de artes de pesca, cintas de embalaje, contenedores de plástico duro, corcho blanco e incluso material sanitario como preservativos, compresas, pañales o botellas, latas, bolsas, alquitrán, restos textiles, calzado, guantes, ropa o alimentos como huesos, restos de pescado, excrementos animales y humanos. Especial atención merecen los residuos médicos como jeringas y vendas.

Era necesario contabilizar los envases de bebida, los portalatas, los neumáticos y las bolsas de plástico que se encontraran tanto en la orilla como en el agua.

Como observaciones generales era necesario precisar si se había limpiado la playa en la última semana y si se conocían planes para cambiar la costa.

En las cuestiones especiales como aceites o petróleo, se preguntaba si se encontraban tanto en una zona como en otra y si eran en línea, gotas, rodales o pellas, si había manchas pequeñas o grandes (y su longitud aproximada). Era necesario especificar si olían (en caso de que hubiese) y si se percibía a distancia o había que acercar la nariz, el color (negro, azul oscuro, grisáceo,...) y la cantidad , consistencia y origen (marino: barco o plataforma petrolífera; terrestre: puerto, fábrica, garajes, vertederos,...).

Al final, se podía hacer comentarios generales sobre toda la experiencia y las dificultades o facilidades encontradas.

En torno al mes de mayo, todo el material recogidoformará parte de una exposición itinerante que se presentará en el centro, donde se podrán visualizar y analizar los problemas que generan la sobrepesca, la basura, la contaminación y otros asuntos derivados de la vida en el litoral andaluz.

Para preparar todo el proyecto y las propuestas didácticas, el profesorado participante asistió a unas jornadas formativas que darían lugar a "la inspección costera con el alumnado".

El profesorado participante en esta actividad pertenece a distintos departamentos (Lengua, Física, Dibujo,...) y están coordinados por Blanca Fiz, tutora responsable de Medio Ambiente en el instituto.

La experiencia supuso un acercamiento de las materias al medio natural y una convivencia interesante, pues el alumnado vivió el día como algo distinto, trabajando con una participación metodológicamente investigadora, registrando datos que incluían conclusiones motivadoras y concienciadoras en tiempo lectivo pero con carácter extraescolar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios