Alarma por dos intentos de rapto de menores en Guadalcacín

  • Un motorista intentó llevarse consigo a una chica de 16 años y horas después a otra de 12, si bien las versiones de las menores discrepan en algunos detalles

Comentarios 10

Los vecinos de la pedanía jerezana de Guadalcacín viven alarmados desde que el pasado martes dos jóvenes de 16 y 12 años sufrieran presuntos intentos de rapto por parte de un individuo que circulaba en un viejo ciclomotor, al parecer un 'vespino'. Los hechos, según confirmó Ana Lirio, alcaldesa de la pedanía, se produjeron después de que las jóvenes salieran del Instituto de Enseñanza Secundaria 'La Campiña' y emprendieran camino a sus respectivos domicilios. La primera chica fue asaltada en las inmediaciones de la parada de autobús de la calle Caulina, céntrica vía guadalqueña que se encuentra en las inmediaciones de la plaza de la Artesanía, lugar donde se enclava el Ayuntamiento de la localidad guadalqueña.

Según declaró una de las menores de edad, un motorista que ocultaba su rostro tras el casco intentó que la joven se subiera con él a la moto, si bien la fuerte resistencia que opuso provocó que el hombre desistiera de sus intenciones. Aunque en principio se comentó que el segundo intento de asalto se produjo poco después, lo cierto es que entre uno y otro mediaron pasaron cerca de tres horas.

En esta ocasión, el 'modus operandi' fue exactamente el mismo -es decir, el hombre intentó llevarse a la menor de edad en su moto- si bien las versiones aportadas por las jóvenes sobre las características del ciclomotor fueron distintas, por ejemplo el color del mismo, lo que hace pensar que el individuo actuara con dos ciclomotores distintos.

La rumorología en Guadalcacín está al orden del día desde el pasado martes. Así, en la localidad pedánea se comenta incluso que ha habido otros intentos de rapto mediante coches y hasta furgonetas, si bien la alcaldesa se apresura a señalar que "no hay constancia alguna de dichos hechos añadidos ya que no nos consta que se haya presentado denuncia alguna a este respecto". La regidora Ana Lirio reconoce que la pedanía está ciertamente alarmada, una vez que los hechos corrieran de boca en boca como la pólvora entre los vecinos de Guadalcacín.

Hasta el momento no se ha producido ninguna detención y el caso ha recaído sobre la Guardia Civil, responsable de la seguridad en la zona rural de Jerez, a pesar de que en primera instancia los padres de las chicas denunciaran los presuntos hechos delictivos en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Jerez.

3

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios