Asaja pide un plan de choque ante la escalada del gasóleo agrario

  • Ve en peligro la viabilidad de las explotaciones agrícolas por una subida del 33% en el último año

Asaja-Cádiz reclamó ayer la puesta en marcha de medidas de choque inmediatas para paliar la escala de precios del gasóleo, que en el último año registra una subida del 33%, desde los 0,62 euros a los que se pagaba el litro en marzo de 2007 hasta los 0,83 que cuesta actualmente en el poste.

La patronal agraria ve en serio peligro la viabiliad de numerosas explotaciones agrícolas de la provincia, que junto a la subida del gasóleo también hacen frente al incremento de los costes de los derivados del petróleo, como los fertilizantes, plásticos y envases, de ahí su solicitud de medidas urgentes, en particular ventajas fiscales para el gasoleo de uso agrario.

La organización agraria recuerda que, además de los impuestos indirectos que inciden sobre el precio final del gasóleo agrario -el impuesto especial sobre hidrocarburos, el de ventas minoristas de determinados hidrocarburos y el IVA-, en el de hidrocarburos sólo se ayuda a los agricultores que compran el gasóleo como carburante, discriminándose a los que lo emplean como combustible, circunstancia que repercute en actividades de la zona como cultivos en invernaderos, ganado porcino, criaderos de pollos, entre otras.

Asaja entiende que hay cierto margen para aplicar ventajas fiscales sin contravenir las disposiciones comunitarias, al tiempo que solicita que se vuelvan a instaurar las medidas adoptadas por el Gobierno en el año 2000 y que consistían en: la deducción del 35% de los gastos del gasóleo y la deducción por gastos en fertilizantes y plásticos hasta el 15%, así como la rebaja del plazo de amortización de la maquinaria a dos años. Igualmente, la patronal entiende que deberían adoptarse también recortes generales del 2% de los índices o módulos de rendimiento neto de las actividades agrícolas y ganaderas, y el incremento al 10% de la deducción por gastos de difícil justificación (que es del 5% en el régimen de Estimación Directa).

En resumen, Asaja exige en un comunicad "un conjunto de medidas fiscales que permite la Unión Europea y que darían como resultado el poder llegar al ansiado gasóleo profesional".

Por último, y debido a la grave crisis en la que está inmersa la ganadería española con cotizaciones en origen que resultan, en muchas casos, ruinosas y costes de producción disparados como consecuencia del encarecimiento de los bienes de producción (piensos, gasóleo...), Asaja insiste en la necesidad de incrementar hasta el 9% la compensación del IVA para los ganaderos, para equpararlo así al de los agricultores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios