"La Audiencia Provincial está desestimando casi todos los casos"

  • La manifestación convocada por 'SOS Bebés Robados' congrega a 50 personas en Jerez. El abogado de la asociación señala que la Audiencia aplica el criterio de prescripción del delito

 Más de medio centenar de personas han secundado este jueves la manifestación convocada por 'SOS Bebés Robados' en Jerez de la Frontera  para protestar por el archivo de varias denuncias por los supuestos robos de recién nacidos ocurridos desde la década de los años sesenta hasta principios de los noventa.

  La mayor parte de los asistentes han sido madres llegadas desde diferentes puntos de la provincia gaditana y que en su día perdieron a sus hijos en extrañas circunstancias. Chari Herrera, presidenta de SOS Bebés Robados, ha señalado que en la provincia "hay más de 40 archivos, y desestimados están viniendo todos los casos desde la Audiencia Provincial", explicando que "los casos anteriores a 1979 son por haber prescrito y los posteriores a esta fecha por falta de pruebas o porque los jueces consideran que no hay delitos".

  Martín de la Herrán, abogado de la asociación, explica que mientras en la Audiencia Provincial de Cádiz se está aplicando mayoritariamente el criterio de la prescripción del delito para el archivo de las denuncias, en las audiencias provinciales de Huelva y Barcelona se está siguiendo otro criterio. 

  Así, detalla que "el delito de detención ilegal, la privación de la identidad de esos niños que fueron robados, sigue perfectamente vigente, por lo menos hasta que esas personas no sepan que fueron robados. Hasta que ese ilícito penal no cese no debería empezar a computarse el plazo, y así lo han entendido en Huelva y Barcelona". Por ello, "estamos recurriendo e incorporando esos dos autos con la esperanza de que se unifique el criterio siempre a favor de que se esclarezcan los delitos".

  Dolores Ruiz, una de las afectadas a las que el juzgado ha archivado su denuncia, relata que dio a luz a un varón en el año 1970 en la antigua residencia sanitaria Fernando Zamacola, de Cádiz. "Lo vi recién nacido, se lo llevaron para el nido y ya no lo vi más, porque siempre nos ponían pegas. A los dos días me dijeron que se había muerto por debilidad congénita. Ni a mí ni a mi marido nos quisieron enseñar su cadáver".

  María Jesús Pavón tuvo una niña en el hospital militar de San Carlos, de San Fernando. "La tuve en una zona aislada, al nacer la matrona dijo 'que pena, que pena', y se la llevó. Yo no la vi, ni mi marido. En el cementerio no está y no consta en el registro, es como si no hubiera nacido", ha asegurado.

  Margarita Quintanilla es trilliza y afirma que "robaron a mi hermano y a mi hermana en 1957". Explica que su nacimiento fue "en su día fue un acontecimiento, porque por entonces Franco daba 1.000 pesetas por nacimientos de este tipo y salimos hasta en el periódico". Nacieron en la cama de su madre, pero ésta tuvo una hemorragia y se la llevaron al hospital. "Mi madre me agarró para que no me llevaran, pero a mis hermanos los cogieron", asevera. 

  Margarita explica que, investigando por su cuenta, descubrió una serie de "errores" en lo relativo a las supuestas fechas de las muertes de sus dos hermanos, lo que le indujo a "saber que todo fue mentira". Está convencida de que "somos muchos gemelos los que estamos separados. Esto es una mafia y que sigue, porque hasta en 1999 se han seguido dando casos". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios