El Ayuntamiento acusa a 'Solidaridad' de radical y de lanzar mensajes políticos

  • Crisol afirma que no es lógico que la federación de vecinos "sea ahora más insolidaria que nunca" · Defiende que el gobierno del PSOE ha hecho obras en los barrios "históricamente bloqueadas"

Comentarios 16

Los delegados de Urbanismo y Participación, Juan Pedro Crisol y Miriam Alconchel, respondieron ayer a los ataques de la federación de vecinos 'Solidaridad' al equipo de gobierno y la acusaron de mantener "posiciones radicales" y de lanzar mensajes políticos "que en ningún modo tienen que ver con la noble labor de representación vecinal que entendemos debe realizarse desde esta federación". Crisol afirmó que no es lógico que 'Solidaridad' sea ahora más insolidaria que nunca y que "su actitud de enfrentamiento, negativa y estancada" no contribuye en nada al progreso de la ciudad. Insistiendo en la instrumentalización política de la federación, Crisol aseguró que no minusvalora a la representación vecinal a través de 'Solidaridad' pero "dentro de su marco, no salgamos de ahí".

Los delegados lamentaron las descalificaciones hacia la alcaldesa, de la que miembros de la federación llegaron a decir que era persona non grata, comparándola con el caballo de Atila. "No lo consideramos de recibo, pero aún así este gobierno con la alcaldesa al frente tiene una actitud comprensiva de colaboración con los vecinos y sus problemas y seguiremos trabajando sin descanso en ello".

Pese a las críticas con las que los dos delegados respondieron a 'Solidaridad', en varias ocasiones insistieron en su "respeto" a todo el tejido asociativo de la ciudad. Alconchel aseguró que trabajan día a día con muchas asociaciones, con las que se mantiene un diálogo constante. "Por eso nos sorprende que 'Solidaridad' haya querido dar esa imagen de confrontación con el gobierno, una situación que no se corresponde con la realidad. Y me sorprendió cuando en la foto he contado ocho representantes vecinales con los que me he reunido en los meses de diciembre y enero".

A Crisol le tocó defender la labor que se ha hecho en los barrios en esta legislatura y mantuvo que gracias a los planes de empleo del Estado y autonómicos se han llevado a cabo más de cien actuaciones específicas en las barriadas que "históricamente estaban bloqueadas. Hoy, gracias a que el Ayuntamiento ha sabido gestionar esta magnífica oportunidad de inversión pública, nuestros barrios son más accesibles y están mejor equipados". Añadió que teniendo en cuenta la complicada situación de las arcas municipales "hemos gestionado lo mejor posible para que las inversiones se puedan traducir en mejoras para los ciudadanos". Y en la misma línea, Alconchel sostuvo que se han realizado obras que llevaban años en espera, "que se quedaron en meras declaraciones de intenciones y hasta que no llegó el gobierno socialista no han visto la luz". En este sentido recordó que había obras de los Presupuestos Participativos de 2004 sin ejecutar "porque ese macroproyecto participativo se quedó en jornadas en las que se hablaba mucho y nadie ejecutaba, pero hoy están hechas en un amplio porcentaje, obras que cuando llegamos estaban metidas en un cajón".

Destacó que "no nos hemos distraído en hacer monumentos, nuestra apuesta ha sido por responder a las necesidades de la ciudad, y aunque los recursos son escasos y hay que priorizar estamos atendiendo las demandas más necesarias desde el diálogo". Precisamente a la falta de diálogo que reprochan los vecinos al Ayuntamiento, respondió que "todas las asociaciones tienen contacto directo con los delegados y la alcaldesa, todas las tardes nos dedicamos a visitar barrios y asociaciones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios