Ayuntamiento y comerciantes abordan hoy el tema de los palcos

  • Acoje y Asunico esperan que su montaje afecte lo menos posible a los negocios

Comentarios 8

Las asociaciones de comerciantes Acoje y Asunico, encabezadas por sus representantes, Fernando García y Manuel García, respectivamente, y el delegado de Vivienda e Infraestructuras, Antonio Fernández Ortega, mantendrán hoy una reunión en el Ayuntamiento con el objetivo de tratar el tema del montaje de los palcos de Semana Santa que ya han dado comienzo en el centro.

En esta reunión, que se viene celebrando en los últimos años para abordar este mismo asunto, se pretende consensuar por dónde va a dar comienzo el montaje, con la intención de que los palcos causen las molestias mínimas a los comerciantes y, sobre todo, a los hosteleros, en unos tiempos en los que, más que nunca tras la entrada en vigor de la ley antitabaco, los veladores y las terrazas se han convertido en uno de los espacios más solicitados a la hora de tomar una copa o una tapa acompañado de un cigarrillo.

Fernando García, de Acoje, no oculta las molestias que suponen los palcos, y más si se instalan a más de dos meses vista del Domingo de Ramos, si bien señala que "conocemos las dificultades económicas por las que pasa el Ayuntamiento, y eso es lo que nos comunican desde la delegación, que al utilizar al personal de Infraestructuras que sólo trabaja en horario de mañana, tienen que adelantar el montaje, porque si no no hay tiempo material para que puedan estar listos para Semana Santa".

Así y todo, por experiencias de años anteriores, García entiende que el montaje comenzará en las zonas donde menos se moleste a los comerciantes y a los hosteleros. "Hay negocios, como la heladería de la plaza del Arenal, que piden que la instalación en esta zona no perjudique su terraza, porque allí por ejemplo se ponen muchas mesas. Otros años la instalación de los palcos ha comenzado por la zona de la catedral, una zona donde no hay comercios, y en uno de los laterales de la plaza del Arenal, donde tampoco se molesta mucho. En la calle Larga, por ejemplo, sabemos que el montaje se inicia siempre sobre dos semanas antes de Semana Santa, para molestar lo menos posible".

Desde Asunico, Manuel García indica que "no entendemos por qué los palcos tardan en desmontarse 15 días, cuando para montarse se tardan dos meses", si bien también comprende la postura del Ayuntamiento y "ante eso, sólo nos cabe la resignación, por eso en la reunión de hoy buscamos minimizar los problemas. Se van a buscar soluciones para que el comercio se vea lo menos perjudicado posible".

En lo que coinciden las dos asociaciones es que al final, la Semana Santa y todos sus beneficios olvidarán estos días de montajes e incomodidades. "Tenemos una gran Semana Santa y sabemos que estas molestias al final revierten en ingresos para los hosteleros, porque son seis días en los que las calles se llenan de gente", razona Fernando García.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios