El Ayuntamiento convoca a los vecinos afectados por los botellones

  • Dice que hay un plan de actuación programado y que el pasado fin de semana la Policía Local cursó unas 50 denuncias por esta práctica ilegal en varias zonas de la ciudad

Comentarios 4

Tras las denuncias realizadas por los vecinos del barrio de San Mateo, el Ayuntamiento ha decidido convocar el próximo martes a los vecinos afectados por los botellones ilegales de varias zonas de la ciudad donde la Policía Local ha detectado esta práctica, con el fin de explicarles el plan municipal de actuación programado así como la legalidad vigente al respecto. Serán el primer teniente de alca, Antonio Saldaña y el segundo teniente de alcalde y delegado de Personal y Seguridad, Javier Durá, los que mantendrán la reunión con los colectivos vecinales, aunque éste último ya advirtió ayer que erradicar al 100% el fenómeno del botellón es complicado. No obstante, Durá dijo que los vecinos tienen razón en sus quejas y que el gobierno local quiere escucharles.

Según el delegado de Seguridad, de hecho ya se está actuando contra los botellones ilegales y manifestó que a lo largo del pasado fin de semana la Policía Local cursó alrededor de medio centenar de denuncias relacionadas con estas concentraciones juveniles, tanto por el tema de ruido como por consumo de alcohol en la vía pública en zonas no autorizadas de distintos puntos de la ciudad. De estas denuncias, cinco se interpusieron en los barrios de San Mateo y San Lucas, que es actualmente una de las zonas de Jerez donde las concentraciones de jóvenes son más numerosas, provocando las consiguientes quejas vecinales. Según Durá, desde que los vecinos hicieron las primeras denuncias, se ha intensificado la vigilancia en estos barrios, de la que se están encargando dos coches patrulla de la Policía Local. Los agentes se dedican a informar a los ocupantes de los vehículos que acceden a la zona tanto de la prohibición de beber en la vía pública como de mantener encendida la radio a todo volumen mientras se estaciona el vehículo. Durá afirmó que el próximo fin de semana se seguirá con el mismo dispositivo en los alrededores de la plaza del Mercado y de la plaza de San Lucas, es decir, a partir de ahora dos unidades policiales permanecerán en estos lugares desde primeras horas de la noche para impedir las concentraciones de jóvenes que acceden para practicar el botellón.

Desde la delegación de Seguridad indicaron que ya hace tiempo que se viene llevando a cabo una labor disuasoria entre los jóvenes que se reúnen para hacer botellón en zonas no permitidas. "Depende de los sitios, en algunos a las que van personas de menor edad sobre las 10 de la noche se les informa que no se puede poner la música alta ni beber alcohol en la calle, y a otros lugares se va más tarde, sobre la una de la madrugada, cuando la movida es mayor".

Durá agregó que actualmente hay zonas como la de Lola Flores o Plaza del Caballo donde este fenómeno ya está más controlado, aunque admitió que la incidencia es mayor en San Mateo, donde los vecinos han amenazado con llevar al Ayuntamiento a los tribunales si no se actúa contra el botellón. "De cualquier forma en general no estamos hablando de que sea un problema muy grave en la ciudad, la media de llamadas que recibimos por este tema no es demasiado elevada y tampoco podemos demonizar el tema, que es complicado, porque podemos disuadir a los jóvenes de concentrarse en un sitio, pero posiblemente acabarán haciéndolo en otro", opinó el delegado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios