El Ayuntamiento garantiza la continuidad del empleo en Urbaser

  • La delegada de Medio Ambiente se reúne hoy con el comité de empresa para enviar un mensaje de tranquilidad

La delegada de Medio Ambiente, África Becerra, mantendrá hoy lunes un encuentro con el comité de empresa de Urbaser, la concesionaria del servicio de recogida de basura y limpieza viaria, para garantizarle, de antemano, que los puestos de trabajo de la plantilla no corren peligro.

La miembro del equipo de gobierno municipal trasladará a los empleados de Urbaser un mensaje de tranquilidad, después de que el jueves pasado la empresa comunicara a los trabajadores que sopesa una posible regulación de empleo que podría afectar a unos 40 trabajadores.

Meses después de que se alcanzara un acuerdo de pago -el Ayuntamiento adeuda a Urbaser unos 37 millones de euros-, la concesionaria ha vuelto a denunciar el incumplimiento del calendario de pagos acordado, lo que, según su versión, le impide mantener el coste de la plantilla. De hecho, Urbaser tiene intención de acogerse al pliego de condiciones de 1995, fecha en la que la ciudad aún no había crecido tanto y el servicio se realizaba a un menor coste. Precisamente, con el pliego de condiciones en la mano, según explicó ayer a este medio, el asesor sindical del comité, Rafael Tejada (CCOO), "la empresa poca salida va a hallar con el despido de personal, eso es imposible, pues así se recoge, y además no lo vamos a permitir". Según manifestó Tejada, Urbaser tiene dos opciones, "o reclamar mediante contencioso-adminstrativo la deuda que mantiene con el Ayuntamiento; o rescindir el contrato y hacer las maletas". "Pero nunca -insistió- podrá tomar medidas recortando personal".

Sobre la mesa hay dos cuestiones que planean y que podrían estar detrás de este anuncio, al margen de la consabida deuda municipal. Por una parte, está la negociación del nuevo convenio colectivo de los trabajadores, que debe empezar a primeros de año; y por otra, el malestar que el gobierno municipal ha venido mostrando abiertamente en la relación contractual que se mantiene tiempo ha con la concesionaria. Ya la alcaldesa, Pilar Sánchez, no ocultó su enfado por la no renovación del material de limpieza viaria y la modernización del servicio, pese a que el Consistorio ya había alcanzado un acuerdo para solventar los impagos. Tras diversos desencuentros, incluso llegó a barajarse que fuese el propio Ayuntamiento el que rescindiese la concesión, aunque por el momento todo eso está en el aire.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios