El Ayuntamiento prevé que la obra del mercado estará terminada a final de mayo

  • Urbanismo dice que los trabajos se encuentran al 50% de su ejecución · Tras la vuelta de los puestos del pescado a su nave se seguirá realizando el resto de mejoras previstas en la remodelación integral

Las obras que se realizan en el mercado de abastos, concretamente en la nave del pescado, estarán finalizadas a finales de mayo, según las últimas previsiones que maneja la delegación municipal de Urbanismo, por lo que los pescaderos podrán volver a las instalaciones en esas fechas o a primeros de junio. Los trabajos se encuentran en estos momentos al 50% de su ejecución y posiblemente la próxima semana se empiece a desmotar el techo de lo que era la nave de los puestos de pescado, una tarea que resultará más ágil de lo previsto, ya que al parecer la chapa que la cubría no es de uralita como se pensaba, según dijo el delegado de Urbanismo, Juan Pedro Crisol. "Estamos razonablemente contentos de cómo van las obras. De momento ya se han instalado las canalizaciones de los servicios básicos, la solería y los revestimientos de la nave".

Los puestos que ocuparán los pescaderos se están fabricando en una empresa de Dos Hermanas y de acuerdo a las estimaciones del proveedor estarán listos en un mes. Uno de los puestos, de acero inoxidable, se expone como modelo desde hace semanas en la propia plaza con el fin de que los vendedores conozcan la instalación y hagan sus sugerencias.

Los pescaderos han pedido, en este sentido, que se ponga en cada puesto una reja metálica, con el fin de que queden cerrados,ante la posibilidad de que en determinadas épocas se abra la plaza durante las tardes. En principio Urbanismo ha aceptado la petición aunque, según dijo Crisol, la reja metálica en cada instalación encarece mucho el proyecto, por lo que se va a buscar otro sistema que deje cerradas las tres puertas de acceso a la nave del pescado.

Una vez que esté terminada la nave, los pescaderos podrán trasladarse a ella y abandonar la carpa provisional ubicada en la calle Doña Blanca y que tantos problemas causó en un principio por los malos olores que provocaban los desagües en la zona.

Desde la asociación de comerciantes de la plaza no ocultan su interés por que las obras terminen cuanto antes, ya que irremediablemente las ventas se han resentido durante este tiempo, no tanto para los pescaderos como para el resto de los comerciantes. El presidente de la asociación, Pablo González, indicó que los puestos de pescado dentro del mercado son una atracción de clientes para otros productos. "Ese paso de personas que había cuando estaban aquí los pescaderos no es el mismo y eso se ha notado". No obstante a partir de junio en la plaza se seguirán realizando el resto de obras previstas en la remodelación integral, ya que ésta no afectaba únicamente a la nave del pescado. Además se acondicionará el muelle trasero de carga, donde se llevará a cabo el soterramiento del compactador de basuras, se dotará de una plataforma elevadora y se construirán aseos adaptados a minusválidos.

También se harán obras en el sótano de la plaza y mejoras puntuales en la zona de los puestos de carne y frutas, entre otros trabajos. En cualquier caso, Crisol afirmó que estas obras se realizarán de forma que no obstaculicen el normal funcionamiento de l mercado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios