El Ayuntamiento propone que la plantilla de Urbaser se baje el sueldo

  • Pelayo dice que hay "colchón para negociar" y que se evitarían despidos · El comité denuncia "irregularidades" en los servicios mínimos en pedanías y barriadas rurales

Comentarios 101

El Ayuntamiento mostró ayer, de nuevo, su rechazo a los servicios mínimos decretados por la Administración andaluza en la huelga de Urbaser (limpieza viaria y recogida de basuras), iniciada el pasado viernes. Así las cosas, la alcaldesa, María José García-Pelayo, informó ayer de que ha remitido una carta al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, instándole a que aplique la "cordura necesaria en estos momentos tan sensibles para todos los ciudadanos", antes de que la ciudad se vea afectada de "forma grave" por los efectos de la misma. La carta, según recalcó ayer la regidora popular, se le ha enviado también al consejero de Empleo, Antonio Ávila Cano. En concreto, en la misiva, García-Pelayo pone de manifiesto que "actúe con sensatez y la rapidez necesaria para evitar los efectos perjudiciales de esta huelga y acceda a ampliar los servicios mínimos, pues nos consta que hay sentencias que ponen de manifiesto que, el 10% de servicios mínimos decretados en Jerez, está muy alejado de lo decretado por la Junta en conflictos similares en otras poblaciones".

En la carta se le recuerda que la Consejería de Empleo, en Resolución de 17 de septiembre de 2012, estableció unos servicios mínimos para la limpieza viaria y recogida de residuos sólidos en Los Palacios y Villafranca, del 50% de la plantilla existente para el servicio de recogida de residuos sólidos urbanos diarios y el 25% en el servicio de limpieza viaria, siendo Los Palacios y Villafranca municipios de 35.000 habitantes.

La alcaldesa destaca también en el escrito que los servicios mínimos decretados por la Junta de un 10%, para la recogida de residuos sólidos urbanos y de un 20% en días alternos para la limpieza viaria, son "injustos e insuficientes para un municipio como Jerez, con más de 210.000 habitantes". En la misma línea, García-Pelayo resalta que esta huelga es "muy perjudicial para Jerez y los jerezanos" y que la actuación rápida de la Administración autonómica "evitaría lo sucedido hace escasos días, cuando la Junta tuvo que rectificar y aumentar al 33% los servicios mínimos decretados en la huelga de limpieza en colegios, tal y como solicitó el Ayuntamiento el primer día de conflicto".

Por último, le informa que "debido a la gravedad de la situación, el gobierno municipal ha decidido recurrir directamente a la vía judicial mediante recurso contencioso-administrativo, éstos servicios mínimos decretados por el gobierno que usted preside, con el objetivo de que puedan ejecutar medidas cautelares que garanticen unos servicios mínimos acordes con los perjuicios ocasionados por una huelga de estas características".

Al margen de la carta, García-Pelayo recalcó ayer que "los trabajadores de Urbaser no están en huelga porque no cobren sus salarios, sino porque el Ayuntamiento le ha trasladado a la empresa la necesidad de reducir en un 20% el coste del servicio y la empresa nos ha garantizado que con esa reducción, la ciudad puede estar limpia. Los ciudadanos son los que pagan los impuestos y, si pueden pagar menos porque la ciudad esté limpia, nuestra obligación es hacer que paguen menos". Una vez más insistió en que "es absolutamente necesario que la empresa y los trabajadores se sienten a negociar cuanto antes porque en esta situación no hay marcha atrás", a lo que añadió que "hay colchón para negociar, en lugar de despidos que se planteen reducciones salariales, porque un peón de Urbaser gana un 23% más que un peón de nuestro Ayuntamiento; un trabajador de Urbaser gana un 34% más que un trabajador con las mismas labores en el Ayuntamiento de Madrid y, dentro de los ayuntamientos que tienen contratados sus servicios con Urbaser, los trabajadores de Jerez son los que más ganan de toda España". Así, la regidora subrayó que igual que las familias jerezanas y los trabajadores municipales "hacen un esfuerzo" es "fundamental que en esta concesionaria, igual que se ha hecho en el resto, se haga un esfuerzo que garantice el mantenimiento de los empleos, la limpieza de la ciudad y que el Ayuntamiento pueda abordar el coste del servicio".

Por su parte, la delegada de Medio Ambiente, Felisa Rosado, aseguró ayer que a pesar de la huelga "esta mañana hemos recorrido la ciudad y hay destacar la absoluta normalidad que existe hasta la fecha. Hemos detectado puntos negros, por llamarlo de alguna manera, que son donde se concentran los jóvenes, los llamados botellones, y ya estaban limpios esta mañana; ayer no, porque estaban servicios mínimos y no tocaba". Así las cosas, Rosado hizo un llamamiento a los comerciantes y ciudadanos para que colaboren en la medida de los posible y pidió "paciencia, porque esto se va a solucionar, una vez que se sienten a negociar los trabajadores y la empresa, hay margen, que lo hagan por los ciudadanos". Así, adelantó que mañana lunes está previsto un primer encuentro entre la empresa y la plantilla de Urbaser.

Por su parte, desde el comité de empresa de la concesionaria, el presidente, Juan Manuel Cazalla, volvió a lamentar que el Ayuntamiento "se limite a pedir que nos reunamos con la empresa y no obligue a Urbaser a hacerlo de una vez por todas. Nosotros hemos estado dispuestos desde el principio". Además, el representante del colectivo anunció que se están registrando "irregularidades" en los servicios mínimos de recogida de basura en las pedanías y barriadas rurales. "Hay tres camiones para hospitales, centros de salud, mercados y colegios con comedor, pero claro, cuando se han terminado estas labores y aún quedan horas de trabajo, la empresa tiene una orden del Ayuntamiento para recoger los residuos del centro. Esto impide que los compañeros vayan a las pedanías y barriadas rurales, dejando sus centros de salud, mercados y colegios sin recoger desde que comenzó la huelga", declaró Cazalla. La plantilla denunció que "se le da más importancia a la calle Larga, cuando lo otro debería ser obligatorio". Por ello, el presidente del comité anunció que de seguir la misma situación "el lunes lo denunciaremos. Que la gente sepa que si no se va a su barrio, es porque no es 'prioritario' para el Ayuntamiento. Y ya lo hemos dicho mucho, pero a partir de mañana -por hoy- empezará lo fuerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios