El Ayuntamiento "regularizará" los puestos de sus más de 150 altos cargos

  • Bermúdez, prudente, dice que "no es un plan de reducción de costes", pero reconoce que "tendrá consecuencias económicas"

Comentarios 25

La alcaldesa amagó en septiembre del año pasado con frenar de forma drástica los 'supersueldos' que maneja la cúpula directiva del Ayuntamiento de Jerez -que en algunos casos alcanzaban los 140.000 euros anuales-, aunque con el tiempo se ha comprobado que el tijeretazo era prácticamente inviable, pues en su mayoría se tratan de salarios de los calificados como consolidados, es decir legalmente blindados. En la actualidad, con la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) pendiente de desarrollo a largo plazo y con una nómina consistorial aún más generosa debido a la absorción de los organismos autónomos, al gobierno municipal se le ha planteado la imperiosa necesidad de, si no recortar sueldos, al menos disponer de una valoración de puestos que "regule, legalice y ordene" la ingente estructura directiva del Ayuntamiento.

El estudio, "que valorará los cargo, no las personas", afectará, según las estimaciones que ofreció ayer el delegado de Recursos, Juan Manuel García Bermúdez, a la horquilla de entre 150-170 empleados de alta dirección con que cuenta el Consistorio jerezano. De este modo, el encargo del manual de valoración, que será aprobado en el pleno de la próxima semana tras recibir ayer luz verde socialista en la comisión informativa de Hacienda y Recursos, estará ultimado en "un mes o mes y medio" y la idea del gobierno local es consensuarlo con el resto de fuerzas políticas de la ciudad. Para ello, se ha convocado a los grupos políticos a una reunión técnica a celebrar el próximo lunes en la que la consultora encargada de elaborar el manual detallará las fases de constitución del mismo y los factores y subfactores que se tendrán en cuenta para perfilar cada puesto directivo.

Como en cada ocasión en la que se habla de empleados municipales, sueldos y puestos de trabajo, Bermúdez mostró en su comparecencia un tono extremadamente prudente e insistió en enviar reiterados mensajes de tranquilidad ante "un proceso de regularización que no debe preocupar a los integrantes de la plantilla municipal, pues es algo que les va a beneficiar". Pese a todo, aparcó los eufemismos y aseveró que "lejos de ser un plan de reducción de costes, es un plan de organización de Recursos Humanos". "No es un plan económico de Recursos Humanos, pero probablemente tendrá consecuencias económicas, positivas o negativas. Ya veremos cómo se pactan con los agentes sociales y los propios interesados porque una cosa es lo que el manual diga y otra cómo se adapta a la realidad que tenemos", dijo.

A juicio del edil socialista, como ya ha advertido en anteriores ocasiones, en el Consistorio jerezano "se ha ido improvisando una estructura de empleo plagada de situaciones inexplicables, que provoca agravio entre trabajadores, arbitrariedades, mal clima de trabajo… Y sobre todo, una estructura que ni la plantilla ni los ciudadanos saben exactamente cómo es". Por estos y otros motivos, Bermúdez consideró que este "adelanto" de la RPT, que se adjudicará "en junio" a una de las 17 empresas que se han presentado a la licitación y no estará ultimada hasta dentro de "un año y medio o dos años", servirá para "reglamentar y regularizar una realidad que viven diariamente los trabajadores municipales", así como para contar con "una visión del nivel de importancia relativa de cada puesto respecto de los demás puestos directivos del Consistorio jerezano".

El trabajo, según desgranó el concejal, se divide en varias fases y cada puesto directivo se valora de acuerdo a cuatro factores: dificultad técnica, responsabilidad, dedicación e incompatibilidad. Asimismo, cada factor tendrá subfactores, como por ejemplo el grado de especialización de cada puesto; responsabilidad por mando; experiencia... Una vez se apruebe este manual de valoración, que también será consensuado con las fuerzas sindicales, se procederá a la aprobación del organigrama de la estructura de mando y a la aplicación y evaluación de los distintos puestos de esta estructura. Finalizadas las diferentes fases, Recursos sabrá a ciencia cierta cuál es el valor de cada puesto directivo (retribución, promoción...) y la persona que debe ocuparlo (titulación, experiencia...). Otra cosa será la aplicación: "Vamos a ver hacia qué Ayuntamiento tendemos, ya que otra cosa es el que tenemos hoy, ocupado por personas a las que no podemos obviar", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios