Barbadillo, Pedro Romero y Argüeso rompen con Fedejerez

  • Quieren que Arjeman vuelva a ser independiente, pero su decisión no es seguida por todos los asociados

Un grupo de bodegas de Arjeman se reunió ayer para certificar su deseo de separarse de Fedejerez y que la asociación continúe de manera independiente, una decisión que, a buen seguro, será motivo de un nuevo conflicto en el Marco de Jerez.

Estas bodegas, capitaneadas por Barbadillo, Herederos de Argüeso y Pedro Romero, convocaron como "asamblea general" al resto de asociados para adoptar, entre otras decisiones, su marcha de la federación bodeguera Fedejerez. De hecho, estas bodegas, a las que hay que añadir los nombres de Ferris y Barón, a los que hay que añadir algunos almacenistas, han elegido incluso una nueva junta directiva, con Santiago Romero Bustillo (Pedro Romero) como nuevo presidente.

Esta asamblea se ha producido unos días antes de que se lleve a cabo la 'oficial', la asamblea convocada por las bodegas Sanatorio y César Florido, que actualmente ocupan la presidencia de Arjeman y que, todo parece indicar, que van a seguir en el seno de la federación bodeguera, al igual que nombres muy significativos de Sanlúcar, como de Hidalgo-La Gitana y Delgado Zuleta (La Goya).

Las bodegas reunidas ayer en Sanlúcar tienen intención de enviar a dos de sus miembros a la asamblea convocada por la Arjeman de Fedejerez -vamos a decir-, probablemente para exponer su decisión al resto de asociados, aunque es un hecho que todas las bodegas de Arjeman fueron convocadas a la reunión.

Con este panorama y a tenor de la correlación de fuerzas, más que de secesión cabría hablar de cisma entre los manzanilleros.

Hay que recordar que esta crisis se inicio con la reforma del reglamento del vino, al no aceptar una parte significativa de las bodegas de Sanlúcar el artículo que hace referencia a que dicha ciudad deberá dejar de producir fino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios