CCOO atisba un negro horizonte frente a la alegría contenida del Gobierno central y el local

Para el Gobierno central, la reducción de 351 parados en Jerez del último mes es un dato esperanzador dentro del objetivo común de las Administraciones públicas de reducir la elevada tasa de paro de la ciudad, cuya bajada en los últimos años atribuye el subdelegado del Gobierno, Agustín Muñoz, a las reformas laborales del Ejecutivo de Rajoy.

Para la alcaldesa, la bajada mensual del paro registrado en Jerez es motivo de alegría contenida, toda vez que Mamen Sánchez entiende que no hay que bajar la guardia para buscar una salida laboral a los 30.914 jerezanos que siguen en paro y para que el empleo que se genere sea estable y digno, "que es lo que falta en este país". Y al margen de la estabilidad o seguridad de estos contratos, la regidora jerezana valora tanto que se vuelva a bajar de la barrera de 31.000 parados como que haya que remontarse muchos años atrás, en concreto a marzo de 2010, para encontrar unas cifras del paro similares en la ciudad.

Y para los sindicatos, el horizonte pese al descenso de marzo sigue siendo negro porque, según el secretario local de CCOO, el 95% del empleo que se crea en Jerez es precario y a tiempo parcial.

Es decir, Gobierno central, Ayuntamiento y sindicatos únicamente coinciden en que los 30.914 desempleados que tiene Jerez son demasiados parados, no así en cómo hacer frente a esta lacra, pues mientras que las administraciones públicas valoran el descenso continuado en los últimos años por encima de otras consideraciones, Comisiones lo atribuye a la precarización y rotación del empleo que, a su juicio, no hacen sino empeorar la situación.

Y todo ello, expone el sindicato, se debe a que sobre Jerez pesa la "condena" de "seguir encadenado a un modelo productivo basado en los servicios de bajo valor con un peso muy bajo y decreciente de las actividades industriales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios