COAG señala al 2007 como año "crítico" para el sector agrario

  • Afirma que los productores y consumidores sufren una política agraria errática

La COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos) ha señalado que el 2007 ha sido un año "especialmente crítico" para los sectores ganaderos, que continúan inmerss en la peor crisis de los últimos veinte años, un periodo que ha tesado marcado por la bajada generalizada de los precios de los productos ganaderos y la escalada en el precio de los piensos, a lo que hay que añadirle la incidencia negativa de las importaciones a terceros países y la enfermedad de la lengua azul.

La coordinadora indica que en el año que acaba de concluir se ha hecho visibles los "perniciosos efectos de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) de 2003". Así, en los últimos doce meses se ha producido una situación de gran incertidumbre en el conjunto del sector y una grave crisis de los sectores ganaderos, sin que la política agraria europea disponga de instrumentos de regulación para hacer frente a los movimientos especulativos en los mercados internacionales de las materias primas.

Sí destacan en positivo la puesta en marcha del nuevo sistema de la Seguridad Social Agraria, una reivindicación histórica de la COAG, que permitirá dotar a los profesionales de sector de un sistema de protección social digno. Para Miguel López, secretario general de la coordinadora, ha indicado que es necesaria una reforma de la PAC con una nueva orientación de las políticas comunitarias y así garantizar unos precios justos para los agricultores y desarrollar políticas de estabilización de los mercados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios