La página ecuestre

Caballeros de oro sin Caballo de Oro

  • Paco Toro, Antonio Carrasco, Timoteo Prieto y Gonzalo Fernández son nuestros candidatos a este galardón ecuestre

Comentarios 1

En cuestión de semanas, el jurado del galardón más importante de la ciudad, el Caballo de Oro, se reunirá para estudiar las candidaturas y decidir el nombre del galardonado. Como todo el mundo sabe, este premio ecuestre es la máxima distinción que ofrece el Ayuntamiento de Jerez a las personalidades que han destacado por su aportación al mundo del caballo dentro y fuera de la ciudad.

La comisión encargada de designar el nombre del galardonado, que en la actualidad está presidida por la alcaldesa, Pilar Sánchez, valora la trayectoria de los candidatos y su aportación al mundo del caballo en la ciudad. La alcaldesa, en representación lógicamente del Ayuntamiento de Jerez, se apoya para tomar su veredicto en tres pesos pesados del mundo ecuestre en este país. En primer lugar, Cría Caballar, institución adscrita al Ministerio de Defensa y estrechamente ligada a la historia ecuestre de la ciudad desde hace décadas. En segundo lugar, la Real Federación Hípica Española, máximo organismo del deporte ecuestre en España y amparado por el Consejo Superior de Deportes. Y en tercer lugar, la Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española, dada la centenaria tradición de la cría caballar de ganado español en Jerez y su comarca. Además, hoy día la Ancce es uno de los colectivos más influyentes y poderosos en el sector ecuestre nacional, pues representa a la raza mayoritaria de la cabaña nacional, con miles de nacimientos cada temporada.

Presentado pues el jurado que toma las decisiones, este periódico desde esta sección quiere recordar al comité de sabios algunos nombres de personas vinculadas a esta ciudad y a sus caballos que aún no han sido barajados por el jurado para ser merecedores de tal galardón.

En primer lugar, el fabuloso, experimentado y veterano cochero Antonio Carrasco. Vinculado desde 1998 a la yeguada Hierro del Bocado, con quien ha cosechado importantes premios en las exhibiciones de enganches de Sevilla, Ronda y Jerez, este amante de los caballos forma parte del grupo anónimo de profesionales y aficionados al mundo del caballo, al margen de apellidos ilustres y de raigambre ecuestre de la ciudad. Antonio Carrasco (1942) comenzó su trayectoria profesional en 1964 de la mano de Pedro Domecq de la Riva, pero a lo largo de su vida ha pasado por importantes casas ecuestres, como la de Fermín Bohórquez, José Domecq de la Riva, Miguel Ángel Cárdenas e incluso Manuel Prado y Colón de Carvajal. Con estas familias, Carrasco fue cosechando notables logros deportivos, como Campeonatos de España, de Andalucía, de Mayorales, así como repetidos éxitos internacionales.

En segundo lugar, otro importante personaje de la vida ecuestre de esta ciudad. Se trata de Timoteo Prieto, puede que la persona que mejor conoce a cada uno de los ejemplares (yeguas, potros y sementales) de Yeguada Militar. Es el presentador más célebre, carismático e importante que seguramente ha tenido esta ciudad. Se le reconoce fácilmente en las paradas hípicas de esta ciudad, en los desfiles de San Antón y, claro está, en las afamadas subastas de ganado selecto del Cortijo de Vicos. Su pelo canoso y su uniforme caqui seguro que están en la retina de cuantos conocen este mundo del caballo en nuestra ciudad.

En tercer lugar, y no menos importante para este periódico, es la figura de Paco Toro, el pintor de los caballos. Con su pintura rompedora, lejos del arte clásico de Munnings o Stubbs, Paco Toro ha conseguido colocarle a esta ciudad un sello de calidad con sus atrevidas, coloristas y fabulosas escenas ecuestres. Conocido en el mundo entero, pocas personas como él han sabido, desde las bellas artes y la cultura, recordarle al mundo que Jerez ha sido y sigue siendo cuna y tierra de caballos.

Y, por último, no hay que olvidar la aportación local de Gonzalo Fernández de Córdoba, el más veterano de nuestros candidatos. Varias veces propuesto por este periódico, el Marqués de Grañina ha sido una figura clave para la creación, desarrollo y funcionamiento del calendario ecuestre actual de la Feria del Caballo. Este octogenario jinete, poco dado a la exposición pública, es un gran amante y conocedor de la historia de Jerez y sus caballos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios