centro

Caos de tráfico en la calle Higueras

  • La peatonalización de las Angustias dificulta el tránsito en esta vía

Circulación por la calle Medina frente a la entrada de la calle Higueras. Circulación por la calle Medina frente a la entrada de la calle Higueras.

Circulación por la calle Medina frente a la entrada de la calle Higueras. / PASCUAL

La calle Higueras, que rodea las inmediaciones de la plaza de las Angustias, ha sido una de las vías afectadas tras la inauguración de la peatonalización de la conocida plaza el pasado mes de marzo.

La escasa señalización en los discos que muestran la prohibición del paso excepto a residentes provocan el caos en la calle que, antes de los cambios en las Angustias, unía Medina con Angustias. Los vecinos de la calle Higueras exigen una buena señalización en la única entrada de la calle a la que se puede acceder con el vehículo, que indique la entrada solo a residentes. "Esto no está bien señalizado. La gente tiene en el subconsciente que esto es una calle con salida porque siempre lo ha sido y entran sin darse cuenta porque no ven el disco. No se aprecia y entonces es cuando empiezan los problemas, cuando llegan al final de la calle y ven que las Angustias ya es peatonal", explica Juan, vecino del número 10 de la calle Higueras y propietario de una plaza de garaje.

La calle Higueras se convertirá en una calle semipeatonal como la plaza de San Miguel

Los residentes comentan que "no hay forma de evitar que entre gente que no sea vecino". "Aquí somos muy pocos y todos nos conocemos. Si el que va a entrar ve que uno de nosotros va a salir, se espera en la entrada unos segundos. Antes de entrar, hay que dejar salir, eso es una lógica habitual, el problema viene cuando el que no vive aquí no lo sabe y entra con el coche". Juan asegura que con una señal grande situada a la vista del conductor sería suficiente pero que "la comodidad para todos vendría con un semáforo". "Que pusieran un semáforo en la entrada que detectase cuando sale un coche del parking sería lo más cómodo pero eso es imposible. Hay que comprender en la situación que se encuentra el Ayuntamiento, que se gasta lo mínimo y obligado, y al final vamos a tener que ser los propios vecinos los que nos gastemos el dinero, como me lo he gastado yo en arreglar la fachada más de tres veces porque los coches estacionaban siempre en mi puerta".

Los vecinos recuerdan que el organismo municipal anunció que tras la peatonalización de la plaza de las Angustias, la calle Higueras se convertiría en una vía semipeatonal como los alrededores del barrio San Miguel, sin aceras y cubierta por losas. "Si dejan esto como han prometido, va a quedar una calle de categoría. Ahora han mermado el valor de las viviendas pero lo que ha perdido de poder de venta, lo puede ganar después si cumple el Ayuntamiento, la cuestión es que cumpla. Por lo demás, no hay problema", concluye el vecino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios