Carbures alcanzó en el 2016 su récord histórico de fabricación de piezas de avión

  • La fábrica de Jerez ha logrado incrementar su producción un 44% en sólo un año

Interior de la fábrica Carbures Airport, ubicada junto al aeropuerto de Jerez. Interior de la fábrica Carbures Airport, ubicada junto al aeropuerto de Jerez.

Interior de la fábrica Carbures Airport, ubicada junto al aeropuerto de Jerez. / jose contreras

La multinacional Carbures alcanzó en el 2016 su récord histórico de fabricación de piezas de avión en composites al haber incrementado en un 16,2 por ciento el volumen de producción con respecto al 2015.

En una nota de prensa, la multinacional explica que en el 2016 un total de 45.695 piezas de avión en composites salieron de sus plantas de Jerez e Illescas (Toledo), frente a las 39.322 fabricadas el año anterior.

Con ello, Carbures "consolida su posicionamiento como fabricante europeo de referencia de piezas de avión en materiales compuestos y en servicios de ingeniería en el sector Aerospace & Defense", explica la compañía.

Carbures fabrica piezas estructurales para los modelos de Airbus A320, A320NEO, A330, A340, A350, A380, entre otros aviones comerciales, y para el A400M, A330MRTT y el C295, de uso militar.

Las piezas que fabrica Carbures para estas aeronaves pueden oscilar de los pocos centímetros a los más de cuatro metros, y van desde tapas de registros de aceite de los motores a las vigas y los paneles de la panza del avión.

La fábrica de Carbures en Illescas, la planta aeroespacial de Carbures con mayor producción en términos absolutos, ha fabricado 36.367 piezas en el 2016, 3.523 piezas más que las 32.844 piezas del 2015, con lo que ha tenido un incremento del 10,7 por ciento con respecto a la producción del año pasado.

Carbures Airport, en Jerez, ha visto incrementado su ritmo de producción de las 6.478 piezas fabricadas en el 2015 a las 9.328 en el 2016, lo que supone un incremento del 44 por ciento en un año.

Este incremento se debe a que Carbures ha recibido en el 2016 pedidos para aumentar en un 25 por ciento el ritmo de producción de sus programas de fabricación de piezas. La planta de Jerez, abierta en el 2013, ha alcanzado en tres años el 70 por ciento de su capacidad productiva.

La compañía prevé que este porcentaje se incremente en el 2017 por la cartera de proyectos que tiene, impulsados por el despegue industrial y comercial de los nuevos modelos de Airbus, así como los de otros fabricantes y Tier 1, que cada vez incorporan más materiales compuestos para aligerar el peso de la aeronave, ahorrar combustible, el principal gasto de una aerolínea, y lograr una mayor eficiencia energética.

"Seguimos trabajando para dar la máxima calidad de producto a nuestros clientes", afirma el presidente ejecutivo de Carbures, Rafael Contreras, en la nota de prensa en la que también se refiere a que el mercado "demanda aviones más ligeros, más eficientes y menos contaminantes", lo que lleva a trabajar con el tipo de materiales en los que está especializado Carbures.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios