Carreteras eternas

  • Siguen sin fecha actuaciones viarias tan necesarias como el desdoble de la N-IV o la mejora de los accesos a Jerez

  • En próximos meses habrá obras en la carretera de Estella

Las administraciones públicas aún tienen cuentas pendientes con Jerez. A pesar de ser un nudo fundamental de las infraestructuras viarias en la provincia, desde hace años se arrastran una serie de carencias que, por el momento, los organismos competentes no tienen previsto afrontar. La duplicación de la Nacional IV o la mejora de los accesos a la ciudad desde la autovía Jerez-Los Barrios (A-381), la Jerez-Arcos (A-382) o la variante de Estella son asignaturas pendientes que siguen durmiendo el sueño de los justos. La única que tiene fecha es la liberación del peaje de la AP-4 tras el compromiso del Ministerio de Fomento de que no renovará la concesión. Mientras, la Junta tiene previsto acometer este año una mejora en la seguridad vial en la carretera entre Jerez y Estella (A-2003).

Solo se ha ejecutado la autovía de Sanlúcar del convenio entre Junta y Ayuntamiento de 2007

A día de hoy, lo único que tiene claro el Ministerio de Fomento es que el 31 de diciembre de 2019 será el último día donde haya que pagar el peaje a la altura de Las Cabezas de San Juan para los desplazamientos entre las provincias de Cádiz y Sevilla. Tanto el ejecutivo central como el Partido Popular llevan afanándose desde hace meses en asegurar que, bajo ningún precepto, se renovará la concesión de la autopista con la empresa Autovías del Mare Nostrum, perteneciente al grupo Abertis.

En cuanto a la duplicación de la Nacional IV poco se sabe. Este medio preguntó a la Delegación de Gobierno en Andalucía si el Ministerio de Fomento tiene previsto acometer a corto o medio plazo esta actuación, sin obtener respuesta. A día de hoy el tramo que discurre por el término municipal jerezano (entre el aeropuerto y la localidad sevillana de el Cuervo) no cuenta con un proyecto de obras redactado por lo que las posibilidad de ejecución a medio plazo es lejana. Actualmente Fomento está ejecutando el desdoble de la carretera entre Los Palacios y Dos Hermanas pero no hay previsión de extender esta futura autovía hasta la provincia.

Tampoco se recibió respuesta del ejecutivo central si se tienen previsto acometer mejoras en otras carreteras de su competencia en Jerez como son la N-349, que une la A-4 con la autopista junto a Guadalcacín (una carretera que soporta una media de ... ), y en el acceso a la AP-4 por la avenida de La Granja (A-4R).

En 2007, Junta de Andalucía y Ayuntamiento suscribieron un convenio para la mejora integral de los accesos a Jerez. Sin embargo, solo se ejecutó en una de las cuatro carreteras previstas, concretamente en la A-480, la autovía de Sanlúcar.

Las tres vías que quedaron pendientes fueron la carretera de La Cartuja (A-2004), la de Arcos (A-2005) y la de La Barca (A-2002). El acuerdo contemplaba en un inicio que las actuaciones serían financiadas en un 60% por la Junta y un 40% por el Ayuntamiento. Con posterioridad se concretaron los ámbitos de actuación de cada administración. De este modo, la Junta se encargaría en su integridad del acondicionamiento de la A-2005, que conecta con a la autovía Jerez-Arcos, que conllevaba la redacción del proyecto y su ejecución. Mientras, el Ayuntamiento se hacía responsable de todo en la A-2003, que enlaza con la Jerez-Los Barrios y la autopista. La mejora de los primeros kilómetros de la A-2003, que une la ciudad con buena parte de la zona rural, se acometería en una última fase una vez se hubieran calculado las "inversiones" que habrían realizado los organismos. De este modo, cada administración aportaría lo necesario para que cada una completara con los porcentajes fijados en el convenio, según explicaron fuentes de la Consejería de Fomento.

Sin embargo, ninguna de estas tres actuaciones se ha ejecutado. Desde el organismo autonómico se apunta que se han elaborado los proyectos de la A-2004 y de la A-2005 pero las actuaciones siguen sin fecha de licitación.

No obstante, la Consejería afirmó que tiene previsto este año acometer una mejora en la carretera entre Jerez y Estella, a la altura del cementerio, dentro un programa de seguridad vial para reducir la siniestralidad. Los trabajos, que tienen un presupuesto de unos tres millones, se ejecutarán entre los kilómetros 2 y 4 (desde el cementerio hasta el enlace con Estella) y que contempla la ampliación de la calzada, que actualmente no tiene arcén, y la creación de un carril ciclopeatonal con una pasarela para salvar la autopista.

Mientras tanto, el organismo autonómico se ha comprometido este año a acometer la redacción del estudio técnico para mejorar la A-2078, la carretera que une Jerez con Rota, y que tiene un elevado grado de accidentes, además de la importante densidad de tráfico, fundamentalmente en el periodo veraniego. Eso sí, por el momento, no hay fecha para su ejecución.

Asimismo, sigue en el 'debe' la Ronda Sur, la infraestructura llamada a cerrar el anillo circunvalatorio de la ciudad, una inversión que se anunció hace años y que conectaría la A-4 con la autopista y la A-381 por la Sierra de San Cristóbal y la linde con el término municipal de El Puerto. Tal y como informó este periódico semanas atrás, la Junta prevé terminar de redactar el proyecto a medio plazo pero solo contempla que hasta 2020, como muy pronto, se empiece a plantear su ejecución ante las "dificultades presupuestarias" existentes.

Del organismo provincial dependen 11 carreteras del término municipal jerezano, todas ellas para conectar los distintos enclaves de la zona rural. Una de las actuaciones que tiene pendiente, y que espera acometer este año (el proyecto está en redacción) es la reconstrucción de un puente en el kilómetro siete de la carretea que une Algar con el Puerto de Galis (la CA-6108), en las inmediaciones del acceso a los Montes de Propios. Esta vía tuvo que cortarse al tráfico en uno de los carriles al paso por el viaducto ya que en febrero del año pasado hubo unos desprendimientos provocados por su antigüedad, la lluvia y un corrimiento de tierras. La actuación tiene un presupuesto de 350.000 euros y se prevé ejecutar entre este año y el próximo.

Asimismo se prevén varias mejoras en la carretea de La Ina (CA-3110) con refuerzos de firme y actuaciones de mejora de seguridad vial. También se prevé la ampliación de la pasarela peatonal en el puente de Torrecera, una intervención cuyo proyecto se encuentra en redacción. En la carretera de la Morabita (CA-3103) también se prevén mejoras del asfaltado en algunos tramos así como en el saneo de blandones, unas actuaciones que están pendientes de licitarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios