L Revisión catastral de los inmuebles urbanos en Jerez

El Catastro corregirá sin fecha límite los posibles errores de la revisión en Jerez

  • El director general se compromete a informar por carta de los nuevos valores de los inmuebles y da todo tipo de facilidades para que los propietarios puedan recurrir, aún fuera de plazo

Comentarios 29

El director general del Catastro, Jesús Miranda Hita, en persona, se trasladó ayer a Jerez para ofrecer una explicación pormenorizada y con profusión de datos sobre los preámbulos, desarrollo, resultados y repercusión tributaria de la revisión catastral de los inmuebles urbanos del término municipal, en torno a la que, a su entender, se ha desatado una "alarma infundada".

Esta alarma, que la alcaldesa, Pilar Sánchez, calificó de "estéril", ha servido, no obstante, para que los jerezanos se beneficien de la prometida bajada de tipos del IBI anunciada por la regidora para el año que viene, amén de para que reciban un trato privilegiado del Catastro, cuyo director general, en aras de la "transparencia" y con ánimo de "sosegar el ambiente", asumió ayer el compromiso de subsanar, y sin fecha límite, cualquier error que observen los jerezanos en la nueva valoración de sus inmuebles.

"Me comprometo aquí -aseveró Miranda- a aceptar y admitir recursos fuera de plazo para que prevalezca la verdad, la verdad de los inmuebles, de la superficie que realmente tienen, del propietario que realmente tienen y, si nos hemos pasado en el valor -la ley estipula que el valor catastral debe estar en torno al 50% del de mercado-, a darle el valor que debería tener".

En este sentido, indicó, "el objetivo de la revisión es que el valor catastral se sitúe en el entorno del 50% del valor de mercado y en ningún caso hemos pretendido llegar a un porcentaje mayor ni superarlo", por lo que "si se demuestra lo contrario lo corregiremos".

Para facilitar la consulta y la comprobación de los nuevos valores catastrales, el director general del Catastro anunció, además, que en breve se pondrá en marcha una campaña de buzoneo, complementaria de la notificación oficial ya culminada, para que todos los propietarios de inmuebles de la ciudad conozcan el nuevo valor y el resto de datos que facilita el Catastro a fin de que "todo el mundo pueda recurrir en nuestras oficinas en el plazo que estime conveniente, porque repito, no vamos a exigir el cumplimiento del plazo para garantizar el máximo derecho a la defensa, incluso más allá de lo que marca la ley".

Para evitar aglomeraciones, el director general recomendó a los ciudadanos que pidan cita previa a través de la línea telefónica directa del Catastro (902 37 36 35), si bien insistió en que "como no tenemos plazos perentorios, la llamada se puede hacer sin prisas, porque se les va a atender y se les van a dar todo tipo de explicaciones".

Acompañado por la alcaldesa, quien con el reconocimiento tácito de Miranda recalcó el intenso trabajo y la anticipación del Ayuntamiento en la adopción de medidas para paliar el impacto de la revisión catastral en el bolsillo de los jerezanos, el máximo responsable del organismo dependiente del Ministerio de Hacienda rebatió ayer una a una las críticas, a su juicio injustificadas, vertidas en las últimas semanas contra la revisión catastral.

Sobre los motivos que justifican la "necesaria y obligatoria" revisión catastral de Jerez más de veinte años después de la primera actualización de valores, en enero de 1987, Miranda expuso que el caso jerezano "es absolutamente excepcional en España", donde ya únicamente quedan otros dos municipios de más de 20.000 inmuebles pendientes de revisión, en concreto Elda, que se revisó por última vez en el 86, y Onteniente, en el 87.

La revisión de jerez viene igualmente justificada, siempre según el director del Catastro, porque el valor catastral medio en la ciudad "había caído hasta un nivel del 13% del valor de mercado", y lo que es más grave, había provocado "una enorme desigualdad, injusticia, inequidad tributaria" que había que corregir, pues mientras "los valores de mercado han crecido mucho más en unas zonas que en otras, los valores catastrales reflejaban la imagen de la ciudad hace veinte años".

"Ese mapa, y eso no hace falta ni que lo diga, ha cambiado radicalmente en este tiempo, no sólo en Jerez, sino en toda España", luego era necesaria la revisión catastral para "repartir de forma más justa la carga del tributo, que es lo que se va a conseguir en los próximos diez años, para que las zonas de menos valor, en las que habitan personas con menos capacidad económica, no estén pagando más que en las zonas más revalorizadas", explicó el responsable del Catastro.

Otro dato objetivo que justifica la revisión, según señaló Miranda, es el hecho "excepcional, aunque no aislado" de Jerez como una de las pocas grandes ciudades no revisadas desde la batida iniciada por el Catastro en el año 94, a partir del que se han actualizado los valores de "nada menos que 4.600 municipios españoles, entre ellos Madrid, Barcelona y todas las capitales de provincia, a excepción de Gerona".

El conjunto de "esta operación, que la Ley del Catastro y, anteriormente, la de Haciendas Locales, establecía que había que hacer a los diez años de vigencia de los valores catastrales" alcanza a un total de 27 millones de bienes inmuebles, no así a los de Jerez, donde Miranda subrayó que "no sólo no habíamos cumplido con ese encargo, sino que nos hemos ido al doble de tiempo".

Tras la exposición de motivos, el director del Catastro se centró en los resultados de la revisión pura y dura llevada a cabo en Jerez y que ha deparado la actualización en el ámbito urbano de un total de 103.000 inmuebles, al tiempo que aclaró que los cambios en el ámbito rústico no obedecen a una revisión propiamente dicha, sino a la incorporación al catastro de 921 construcciones que antes no tributaban, "que no han pagado un sólo céntimo y de cero a un céntimo la subida es el infinito, no un 6.000% como se ha dicho".

Miranda también precisó que el cambio del valor catastral de los inmuebles situados en el ámbito rústico, y que "quiero aclarar que nada tiene que ver con las tierras y los cultivos, pues está prohibido por ley", "afecta a 1.920 inmuebles, que son propiedad de 2.400 personas, mientras que en el ámbito rústico de Jerez hay 11.800 contribuyentes". "Aún así -prosiguió-, también se limita la subida al 7% para estas construcciones que se han incorporado y que antes no tributaban", mientras que sobre el problema de los invernaderos dijo que se debió a un "error informático" que ya ha sido "corregido de oficio" y que será notificado en los próximos días a los afectados.

En cuanto al procedimiento seguido para la revisión en Jerez, Miranda rebatió las críticas que hablan de improvisación para señalar que "es fruto de la improvisación. Son más de dos años de trabajo de la subgerencia en Jerez, que ha examinado 4.500 muestras de mercado", de las que "3.600 proceden directamente de las escrituras de compra-venta, es decir, son los precios declarados por los propios interesados (...), luego el resultado está claro que no pueden ser valores que superen el de mercado".

A modo de resumen final, el director general insistió en que "la revisión de los valores catastrales en Jerez era necesaria, era obligatoria legalmente, pues era de los tres últimos municipios grandes de España que llevaban veinte años sin revisar". Asimismo, Miranda recalcó "que las medidas fiscales que ha tomado el propio Ministerio en cuanto a la escalera de diez años de incremento paulatino del valor se ha aplicado; las medidas fiscales adoptadas por el Ayuntamiento, que es el techo del 7%, se va a aplicar en todos los casos y la alcaldesa ya ha anunciado para los sucesivos ejercicios nuevas medidas compensatorias, para las que hay un amplio margen en la ley, y su voluntad política ha quedado manifiestamente clara".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios