Cierra una caseta tras sobrepasar el límite de decibelios permitido

  • Los técnicos ya advirtieron a los responsables de que incumplían la ordenanza

El Ayuntamiento anunció ayer el precinto del equipo de música de la caseta número 149, 'Sherry May', tras recibir varias advertencias previas respecto al nivel de decibelios que contempla la ordenanza. "La intervención ha sido debida al equipo de música, que estaba fuera de la dimensión lógica de cómo creemos como debe ser la Feria, pues si una caseta de alrededor quería poner música o cante o lo que sea no podía hacerlo, estaba imposibiltando la convivencia", señaló al respecto Francisco Camas, teniente de alcaldesa de Dinamización Cultural y de Urbanismo.

Fuentes municipales señalaron ayer que la caseta parecía más "una discoteca", pues no se servían comidas y la música que sonaba era propia de locales de ocio en horas en las que no está permitido. Hay que matizar que se trata de un cierre y no de una clausura de orden administrativo. Si bien, tras recibir la sanción, la caseta no volvió a abrir y ya por la mañana varias personas estuvieron desmontando.

Fuentes municipales aseveraban además ayer que "el Ayuntamiento se plantea cambiar la normativa para hacerla más exigente en su cumplimiento". Los técnicos municipales han llevado a cabo inspecciones aleatorias a lo largo de toda la semana de Feria, y se han detectado irregularidades de diversa índole además de en la música, como es el caso de mala gestión de residuos o el mejorable estado de algún cuadro eléctrico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios