La Coag dice que el acuerdo del Marco "no tiene eficacia ninguna"

  • Los viticultores dicen que la inclusión ya de los productos complementarios en el Reglamento es "un punto irrenunciable" para suscribir el histórico pacto

La Coag, que cuenta con cuatro vocales en el Consejo Regulador del jerez, supeditó ayer su apoyo al acuerdo sectorial suscrito el pasado miércoles por Fedejerez, Aecovi y Asaja, a que se incluya como "punto irrenunciable" y ya en el Reglamento que los productos complementarios, como mosto concentrado, rectificado y alcohol, sean elaborados "exclusivamente" con uva de Jerez pues, a su juicio, estas elaboraciones garantizarían la rentabilidad y supervivencia de unas 10.000 hectáreas de viña en la zona y los empleos que generan. Pérez explicó que el convenio firmado por todos los productores decía "que los productos complementarios tenían que ser obligatorios y además le solicitábamos a la Junta de Andalucía que debía haber una modificación puntual del Reglamento" para incluirlos ya.

El secretario general de la Coag, Miguel Pérez, expuso ayer en rueda de prensa que "el acuerdo, si bien es importante, no tendrá eficacia ninguna" de no incluir esos productos complementarios y señaló que el resto del sector ha realizado "manifestaciones gravísimas contra la Coag. Hemos sido gravemente atacados con un estilo que no es propio del Marco de Jerez".

Pérez destacó que Aecovi mantiene una postura "contradictoria" porque el 1 de mayo, "según consta en las hemerotecas", manifestó, solicitó que los productos complementarios estuvieran incluidos en el acuerdo definido como el mejor posible y dijo que está "mediatizada" por el contrato que tiene con Beam Global. Sin embargo fue Fedejerez quien se llevó las críticas más duras por parte de los dirigentes de la Coag .

Otro de los dirigentes de la Coag, Manuel Galán, recordó en la misma rueda de prensa que en 1981 existían 21.000 hectáreas de viña en la comarca mientras que la Vid generaba 9.000 puestos de trabajo que han quedado reducidos a 1.000 en la actualidad. Y expuso también que los viticultores percibieron 35 pesetas en 2008 -"los del campo seguimos hablando así"- por kilo de uva."Somos los campesinos los que perdemos dinero, no las bodegas que, además, están llenando todo menos vino de Jerez", dijo.

Galán consideró que la elaboración de esos productos complementarios con uva autóctona no sólo permitiría no arrancar más viñas sino plantar más, generar más empleo y el valor ecológico y medioambiental que supondría tener más viñas en la zona.

Miguel Pérez hizo un repaso a toda la historia del acuerdo del sector, condición indispensable para que la Administración autonómica responda al auxilio del Marco en modo de ayuda económica, destacando que, en la actualidad, son los agricultores productores de uva los que realmente están padeciendo la crisis del Marco, "ya que entregamos la uva ¡sin precio!, la cobramos a largo plazo, y no participamos ni lo hemos hecho históricamente en la toma de decisiones por parte del Consejo Regulador. Y quiero recalcar esto, porque la situación en la que estamos no es ninguna casualidad. Llegamos a esta situación por una gestión equivocada de la patronal, que tiene la mayoría en el pleno del Consejo Regulador del Vino, imponiendo, por vía de mandato, las decisiones que se toman en esta Denominación de Origen".

Posteriormente, siguió explicando,"en cuanto el asunto olió a dinero, al decir la Junta que podría haber ayudas públicas", Fedejerez se sumó al acuerdo del sector productor, "y con su llegada el acuerdo empieza a desvirtuar todo lo que originariamente firmamos", dijo Pérez, que además señaló qué circunstancias han determinado el texto final que han presentado: "En COAG podemos decir que tenemos las manos limpias en la negociación, y otras organizaciones no pueden decir lo mismo, ya que están mediatizadas, como Aecovi y Asaja. No se puede negociar mientras se están vendiendo productos complementarios y mientras están negociando paralelamente".

21.500

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios