Coag dice que se trata de la peor propuesta que "nunca se ha planteado"

  • Dice que la liberalización de las plantaciones bajará el precio de la uva

El vicepresidente del Comité Consultivo Vitivinícola de la Unión Europea y miembro de la Ejecutiva de Coag, Alejandro García-Gasco, criticó ayer la reforma de la OCM del vino, a la que considerarla "la peor propuesta planteada nunca". García-Gasco aseguró que la reforma prevista por la OCM lleva "a la liberalización total" del sector, algo que a su juicio supondrá un aumento del número de plantaciones por parte de grupos empresariales, un incremento de la oferta y una disminución del precio de la uva. "Cualquiera podrá plantar libremente sin que haga falta comprar ningún derecho", por lo que, según ha explicado García-Gasco, quien también ha criticado que, con la aprobación de esta reforma los viticultores perderán ayudas por valor de 90 millones de euros anuales. Además, el dirigente de Coag ha destacado que con esta propuesta «se transfiere presupuesto al desarrollo rural» y ha denunciado que las medidas contempladas en la reforma "no repercuten realmente" en el sector vitivinícola.

También ha señalado que las primas se basan "en rendimientos", ha criticado que "un viticultor francés cobre más que un español", por lo que ha pedido que se establezca una prima única para todos los viticultores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios