Comerciantes de El Jardín del Inglés denuncian falta de limpieza viaria

  • La falta de contenedores es otra de las demandas que hacen estos empresarios

Comentarios 14

Los comerciantes del edificio Jardín del Inglés (a las espaldas de Hipercor) ya no saben cómo denunciar la falta de limpieza viaria a la que están sometidos diariamente. Se han puesto en varias ocasiones en contacto con la delegación de Medio Ambiente, sin embargo "por ahora no han hecho nada. Limpieza aquí hay muy poquita, yo por lo menos sólo veo una vez a la semana al barrendero", apunta Mariló, dependienta de Natur House. "Si para la gente la calle parece que está limpia es porque todos los comerciantes tenemos que barrer las entradas de nuestros negocios. Ni te imaginas la imagen que podemos estar dando a los demás, y eso que pagamos nuestros impuestos como todo el mundo", denuncia Isabel Tirado, dueña del bazar Jardín del Inglés.

El problema de la acumulación de basura en esta calle no es sólo culpa de la poca presencia de barrenderos, sino que "los vecinos en muchas ocasiones no tienen cuidado, sobre todo los que tienen mascotas porque en ningún momento recogen los excrementos. Además, en mi caso me los he llegado a encontrar en las ventanas de mi comercio", apunta Tirado, quien además añade que "a todo esto hay que sumarle que no tenemos ningún contenedor en la calle". La falta de depósitos de basura también es una de las denuncias de Silvia Martín, propietaria de una tienda de moda, quien puntualiza que "en mi caso tengo que meter la basura en el coche para acercarla al contenedor. También hay que decir que la recogida de cartones funciona estupendamente. Si hay algo que funciona bien hay que decirlo, pero si por otro lado no se actúa de forma correcta tenemos que denunciarlo. No nos quejamos por gusto". La sensación de abandono por parte del Ayuntamiento es generalizada entre estos comerciantes. "La gente se piensa que por estar en una zona privilegiada no tenemos problemas. Pero nada más lejos de la realidad, en dos años que llevo aquí sólo he visto en una ocasión al camión de baldeo, y sin embargo en el centro no paran", resalta Martín.

María Jesús, propietaria de una tienda de muebles, se une a la protesta porque "la cosa está fatal. Si nos encontramos con bolsas de basura que no son nuestras en las puertas de los establecimientos alguien debería hacer algo. Cuando hemos hablado con algún responsable de limpieza del Ayuntamiento nos ha dicho que lo arreglarían. El primer día se esmeran un poco más, pero al siguiente vuelven de nuevo a pasar de nosotros". La empresaria reconoce que en una ocasión "nos encontramos en la puerta de la tienda con una bolsa de basura que no era nuestra. No la recogieron hasta dos días después", y sentencia que "aquí más que limpiar se dan un paseito. Llevo cinco años y pagamos un dineral por los locales pero no nos cuidan en absoluto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios