'Comply or Die' asombra en el Grand National 2008

Fácil, muy fácil, ha sido la victoria en el 161º Grand National, la más famosa carrera de obstáculos del calendario internacional, del nueve años 'Comply or Die', un relativamente poco corrido hijo de 'Old Vic'. Para las características de extrema dureza de la prueba de Aintree, con sus 30 obstáculos repartidos entre los 7.200 metros de la largada, la consistencia con la que el caballo de David Johnson terminó rematando en la torcida recta final de Aintree fue encomiable.

La pista solo relativamente blanda y un espléndido día primaveral, sin rastro de los vientos que azotaron el Cheltenham Festival tres semanas antes, contribuyeron a que la prueba fuera más benévola con los 40 participantes ya que muchos de los rivales más serios salvaron todos los obstáculos.

En esta ocasión no fue el propio diseño de la carrera el que consiguió eliminar a todos los rivales del futuro ganador y tras saltar la última valla, tres elementos debían disputarse la prueba en un sprint agónico. Lo fue para 'King Johns Castle' y para el irlandés 'Snowy Morning' pero no para el resistente 'Comply or Die', poseedor de un portentoso fondo que le permitió desclasarles en un par de centenares de metros bajo el pilotaje de Timmy Murphy. Que una carrera de más de nueve minutos de duración todavía nos permita en los últimos metros disfrutar de la calidad de un caballo no es sólo un regalo para los aficionados sino también un indicativo de que a sus nueve años tiene un futuro de posible leyenda en esa carismática prueba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios