Concurrido funeral en memoria del pintor Paco Toro en la Catedral

  • Numerosas personas de la sociedad jerezana acudieron ayer a rezar por su eterno descanso

Numerosas personas de la sociedad jerezana acudieron ayer a la Catedral con motivo del funeral en memoria del pintor Paco Toro, que falleció el pasado día 28 a los 71 años. Si la iglesia de San Dionisio fue escenario del pesar colectivo con motivo de su entierro, su familia y allegados volvieron a ser ayer arropados en el primer templo de la ciudad por buena parte de las personas que lo trataron y admiraron su arte en vida.

El funeral además contó con la participación musical de la Coral Polifónica de Capuchinos, que intervino en diversos momentos de la ceremonia.

Entre las personas que se dieron cita para rezar por el eterno descanso del artista, se encontraba el torero Rafael de Paula, que se acercó a saludar y expresarle su pésame a la viuda del artista, Carmen Perea Puerto.

También estuvieron, entre otros, el guitarrista Paco Cepero, que ya asistió a su entierro, el pintor José Basto y diversos miembros de la familia Domecq.

Paco Toro fue conocido especialmente por su personalísima e inconfundible interpretación del caballo y de hecho, el cartel de la próxima Feria del Caballo es una de las obras de este autor, una decisión anunciada por el Ayuntamiento antes de que falleciera el artista, que sufrió un derrame cerebral tras haber padecido durante diez años Alzheimer. Ahora su familia está dispuesta a proteger su legado creando la Fundación Paco Toro Fernando Ramírez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios