Críticas al PSOE "salvador"

El último pleno de noviembre fue más polémico de lo que cabía esperar. Las protestas en el exterior del Ayuntamiento, tanto de trabajadores municipales cuyos contratos han finalizado como de vecinos de Pago San José quejándose por las antenas de telefonía móvil, obligaron a que la Corporación municipal tuviese que trasladarse del salón del plenos del Ayuntamiento al Cabildo Viejo, porque el ruido impedía que se escuchasen sus voces. Unas manifestaciones sobre las que Pilar Sánchez expresó su rechazo porque "por muy legítimas que puedan ser, no pueden impedir el normal funcionamiento de las instituciones". El punto de confrontación principal fue, como ya se preveía, la modificación del presupuesto económico de 2007 de la Gerencia Municipal de Urbanismo. De esta forma, cerca de tres millones de euros que estaban adscritos al pago de intereses del préstamo de 65 millones, "se liberan para el pago de deuda no presupuestada, como son distintas facturas y deudas con empresas generadas durante los años 2005, 2006 y parte de 2007, entre otros conceptos", explicó el delegado de área, Juan Pedro Crisol. En concreto, una partida de la que más de 500.000 euros se destinarán al pago de nóminas de los trabajadores de la GMU.

Pese al debate inicial, finalmente tan sólo IU decidió votar en contra aunque todos los partidos de la oposición coincidieron en señalar que "más adelante aparecerán facturas no reconocidas de otras delegaciones". El 'no' de IU, que recordó que los últimos presupuestos fueron aprobados conjuntamente por PSA y PSOE, fue defendido por el concejal Joaquín del Valle quien apuntó que "desde el gobierno deberían intentar incentivar a aquellos que nos prestan servicios a que cuando se presenta la liquidación presupuestaria vengan y comprueben que sus facturas están en la liquidación". De este modo, añadió, "evitaremos que tengamos que venir hoy a votar poco menos que, como ha dicho el delegado, en solidaridad con aquellos que le debemos". Por su parte, Juan Román del PSA incidió en que el discurso del PSOE "está manido, es igual desde hace seis meses, pero se olvida de que por mucho que culpe a Pacheco, ella era la presidenta de la GMU e igual que avocó su firma en otros asuntos podría haber evitado la gestión que ahora critica". Al mismo tiempo que le pidió a la alcaldesa que "se acuerde del PSA" cuando habla de proyectos como Área Sur, Ciudad de Flamenco y ampliación de Hipercor, entre otros. Las críticas del PP, que votó favorablemente a la modificación del presupuesto de la GMU, coincidieron también con las de los demás concejales de la oposición y Bernardo Villar pidió a la alcaldesa Pilar Sánchez "que reconozca que la mala gestión anterior de la que habla es culpa tanto del PSA como del PSOE, ¿o es que cuándo gobernaba Pelayo toda la culpa era suya y durante su pacto sólo era de Pacheco?". Así, solicitó a los concejales socialistas que "no hagan más de salvadores y reconozcan también su parte de culpa".

Entre el resto de asuntos, la Corporación ratificó ayer la Ordenanza Reguladora de Cesión de Bienes Inmuebles, su apoyo a los ganaderos andaluces ante la crisis del sector y una propuesta con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género. También se aprobó la adhesión de Jerez a las Ciudades Educadoras, un punto en el que el enfrentamiento fue patente y en el que el PP aprovechó para hacer un repaso de las carencias que la ciudad tiene en materia educativa, "pese a que ese no era el debate", criticó Pilar Sánchez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios